Venetian Carrot Cake de Nigella Lawson

Nos cuenta Nigella Lawson que durante mucho tiempo creyó que el pastel de zanahoria era un invento estadounidense, hasta que descubrió que los judíos venecianos hicieron una versión anterior en el gueto. El “venetian carrot cake” es un modesto disco muy diferente al gigantesco modelo de EEUU (con su rico relleno en capas y su cobertura de queso de crema dulce), con un dorado precioso y aunque no muy tentador a la vista, delicioso al paladar. Y tiene la virtud añadida de ser apto para las personas alérgicas a los lácteos y al gluten. La versión original que llegó a manos de Nigella no era libre de gluten, pero ella decidió usar almendras molidas y considera que es perfecto así. En esta receta hacemos un guiño italiano al glaseado de queso crema americano, con una crema de mascarpone suave aromatizada al ron (opcional).

Ingredientes pastel (molde 23 cm.):

  • 3 cdas. de piñones tostados
  • 250 gr. de zanahorias ralladas
  • 75 gr. de pasas sultanas doradas
  • 60 ml. ron
  • 150 gr. de azúcar glacé
  • 125 ml. de aceite de oliva suave
  • 1 cta. extracto vainilla
  • 3 huevos
  • 250 gr. de harina de almendra
  • 1/2 cta. nuez moscada
  • Ralladura y jugo de medio limón

Ingredientes para la crema opcional de mascarpone:

  • 250 gr. de mascarpone
  • 2 ctas. de azúcar glacé
  • 2 cdas. de ron

Preparación:

  • Tostar los piñones en una sartén sin aceite, quitándoles la palidez.
  • Rallar las zanahorias, envolviéndolas en papel de cocina para absorver la humedad.
  • Poner las pasas en un cacito con el ron y hervir a fuego suave durante 3 mn.
  • Batir el azúcar y el aceite.
  • Añade los huevos con la vainilla y sigue batiendo hasta homogeneizar.
  • Incorporar al batido de huevos, la almendra molida, la nuez moscada, la zanahoria rallada, las sultanas con el ron restante, la ralladura de limón y el jugo.
  • Disponer en el molde con papel de horno en el fondo y las paredes aceitadas. Es un pastel poco profundo. Espolvorea con los piñones tostados.
  • En horno pre-calentado a 180º hasta que se hinche suavemente y se dore, unos 30-40 mn. según hornos.
  • Retirar del horno y dejar reposar en la lata por 10 mn. antes de desmoldar.
  • Dejar enfriar.
  • Unir los ingredientes de la crema de queso y servir en un cuenco.

Consejos “sabrosos“:

  • Se conserva varios días envuelto en papel film y guardado en un recipiente hermético.
  • Se puede congelar. Envolver primero en film y después en “albal”. Descongelar a temperatura ambiente.

Rosquillas

Me encantan las rosquillas y la verdad que eran una asignatura pendiente en el mundo SG. Estoy contenta con el resultado, partiendo de que a mí, personalmente, me gustan las rosquillas “tiernas”; si a ti te gustan las rosquillas “duritas”, pues va a ser que esta no es tu receta 😉

Ingredientes:

  • 125 gr. de queso crema tipo Philadelfia
  • 72,5 gr. de crema agria
  • 1 yema
  • 25 gr. de azúcar
  • 1,25 gr. ml. de vinagre o zumo de limón
  • Aromatizante al gusto: ralladura de naranja y/o limón o vainilla
  • 200 gr. de harina SG de tu gusto o el combo que suelas utilizar
  • 7,5 gr. de bicarbonato

Preparación:

  • Ir uniendo todos los ingredientes en el orden que aparecen
  • La mezcla ha de quedar blanda y suavemente pegajosa
  • Aceitar las manos y coger bolas que apretamos en el medio para formar el agujero
  • Freír en abundante aceite caliente
  • Al salir, pasar por una glasa hecha con azúcar glacé y agua o zumo de limón o zumo de naranja (esto las mantendrá jugosas por más tiempo)
  • Dejar secar y listas para saborear!

Almendrados estilo Pontedeume

Estos almendrados, al igual que la rosca de maíz de Guitiriz, forman parte de los recuerdos de mi niñez. ¡Cuántas tardes habremos ido con nuestros padres al feirón del sábado tarde de Pontedeume! Allí, entre puestos de cebollas, ajos, chorizos, ropa, herramientas o baratijas, frente a la puerta de la iglesia, un puesto de dulces de una pastelería -no recuerdo cuál- que, entre otros, exponía unos deliciosos almendrados, que se convertían en preciado manjar mientras callejeábamos…

Hace años, alguien nos compartió esta receta cómo la original de tales almendrados. Sea como fuere, así los hemos venido haciendo desde hace entonces, con un resultado muy bueno.

Ingredientes (unas 15 unidades):

  • 2 claras de huevo (de media una clara pesa 30 gr.)
  • 150 gr. azúcar blanquilla
  • 250 gr. almendra molida
  • Almendras enteras para decorar y azúcar blanquilla para espolvorear
  • Obleas para la base, si se desean

Preparación:

  • Montar las claras hasta que empiecen a espumar
  • Añadir el azúcar y batir hasta integrar
  • Incorporar la almendra molida y con espátula mezclar lo justo para homogeneizar, sin amasar (la masa es densa)
  • Hacer montoncitos -con saca-bolas por ejemplo- y disponer sobre obleas, si se desea.
  • Clavar una almendra cruda en cada pieza y espolvorear de azúcar
  • Hornear a 180º por 10 mn. aproximadamente, según hornos. o hasta que estén dorados.

Torta de maíz estilo Guitiríz

Esta rosca es muy popular en el norte de Galicia y está muy ligada a mis recuerdos de infancia. Sigue siendo objeto de regalo por parte de aquellos que residen en dicha villa o paran a tomar un café en la misma.

Si bien la Panificadora La Esquina, de Guitiriz, habría facilitado la receta para el libro Repostería de Galicia de Mariano García y Fina Casalderrey, probada ésta y la que Asunción Santander, “Chonina”, publica en su libro, me decanto claramente por la receta de ésta última, por mayor similitud al sabor conocido y porque además, sin necesidad de cambios, es sin gluten; la que aquí te presento es básicamente la de ésta última con dos matices: creo que le va mejor la manteca cocida de vaca -receta “La Esquina”- que la mantequilla y el chorrito de anís me parece que también es característico.

La receta es sencilla. Ingredientes:

  • 4 huevos por ejemplo (en mi caso 250 gr.)
  • El peso de los huevos en azúcar
  • El peso de los huevos en manteca cocida (hoy en día se encuentra en casi todos los supermercados)
  • El peso de los huevos en harina de maíz amarillo (del peso de la harina descontaremos una cucharada por cada huevo y reemplazaremos por maizena)
  • Chorrito de anís
  • 1 cucharadita de 5 ml. de impulsor químico
  • Ralladura de limón.

Preparación:

  • Batir la manteca con el azúcar.
  • Añadir los huevos y seguir batiendo -10 minutos dice “Chonina”
  • Incorporar ralladura de limón, chorrito de anís y la mezcla de harinas e impulsor, batiendo hasta que todo quede bien incorporado. La mezcla resulta densa.
  • Preparar un molde de rosca de 20 cm. untándolo con mantequilla y poniendo un círculo de papel de horno en el fondo para que luego sea más fácil desmoldar
  • Vuelca la mezcla en el molde y da unos golpecitos para homogeneizar. Mi opinón es que no tengas el horno precalentado y que lo enciendas ahora, dejando la mezcla reposar en la encimera, mientras tanto, y ello porque a la harina de maíz le viene bien hidratarse.
  • Hornea a 180º, rejilla en medio, calor arriba y abajo, aproximadamente 45 minutos o un poco más, comprobando la cocción con un palillo (en mi caso precisó de 60 mn.)
  • Deja templar antes de desmoldar y cuando esté frío espolvorear con azúcar glass.

Comentarios “sabrosos”:

  • La receta admite cambios: mitad harina de maíz y mitad de trigo, montar las claras a punto de nieve (siguiendo la receta de “La Panificadora”) o añadir Oporto en vez de anís.
  • Sobre la mantequilla clarificada.Puedes hacerla tú mism@ del siguiente modo: Partir de una buena mantequilla y poner a fundir en un cazo a fuego medio (vigilar vaya lentamente y no se queme); cuando se forme espuma, ir desespumando; al tiempo que se evapora el agua, veremos residuos sólidos que se van pegando a las paredes; en ese momento la caseína (blanca) empezará a precipitar al fondo de forma sólida y por encima habrá un liquido amarillo-oro que es lo que nos interesa (no dejar oscurecer demasiado); vertemos en un tupper y dejamos solidificar. Dura mucho más que la mantequilla en la nevera, tranquilamente un año.

Pasteles de nata portugueses

O pasteles de Belem. “Es el dulce más típico e icónico de Portugal, un orgullo nacional; una pequeña maravilla, la preferida de todos los portugueses, con un relleno cremoso aromatizado de limón y canela, en una masa crujiente” así nos lo define Rita Nascimento, la autora de la receta que veremos hoy.

Ésta es sin duda la receta más parecida a la secreta original. No dejes de probarla.

Ingredientes (para aproximadamente una docena):

  • Un rollo de hojaldre SG de Mercadona
  • 75 ml. de agua
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 palo de canela
  • 2 tiras de cáscara de limón
  • 15 gr. de harina repostería SG
  • 15 gr. de Maizena
  • 250 ml. de leche entera
  • 4 yemas

Preparación:

  • Lo primero es preparar un jarabe con el azúcar. En un cazo poner el azúcar, el agua, la canela y el limón. Revolver para disolver el azúcar. Poner al fuego y no volver a remover. El jarabe tiene que alcanzar los 107º. Reservar.
  • Crema de leche: juntar las harinas en una tacita y añadir una poca leche fría, mezclar bien hasta obtener una crema sin grumos. El resto de la leche se pone al fuego, sin dejar de remover, hasta que hierva. Verter una poquita de esta leche hervida sobre la pasta de harina, disolver y echar la pasta de harina sobre la leche, mezclando bien. Volver al fuego, sin dejar de remover, por 1 ó 2 minutos, hasta que la mezcla engorde.
  • Crema del pastel de nata: echar el jarabe en hilo sobre la crema de leche, removiendo siempre con varilla. Dejar enfriar por 10 mn. Unir un poco de esta crema a las 4 yemas batidas y luego incorporarlas al conjunto. Mezclar bien. Colar para descartar el limón, la canela y algún grumo ocasional.
  • Montaje de los pasteles. Estirar el hojaldre en un rectángulo de 20 * 35 cm. Salpicar de agua y enrollar bien apretado. Cortar rodajas de aproximadamente 2 cm. de ancho. Colocar las rodajas en los moldes y aplanar sobre ellos con el pulgar mojado, dejando la masa sobresalir unos 3 mm. de los bordes. Llevar al frigo 10 mn. antes de rellenar. Llenar, dejando medio cm. libre.
  • Hornear a 250º por unos 10 mn. o hasta que empiecen a dorarse y tener manchitas negras. No pasarse en la cocción.

Coulant en taza de Oriol Balaguer

Si eres amante del chocolate y quieres un postre sencillo, delicioso y resultón en la mesa, esta es tu opción 😉 Puedes tener las tazas en la nevera y hornearlas en el momento de servir.

Ingredientes (para 4 tacitas) :

  • 3 huevos
  • 150 gr. de azúcar
  • 100 gr. chocolate negro 70% de cacao
  • 100 gr. de mantequilla
  • 60 gr. de harina repostería (nosotros SG, el mix o el combo que desees)

Preparación:

  • Fundir el chocolate y añadir la mantequilla.
  • Montar los huevos con el azúcar. Añadir a la mezcla de chocolate
  • Incorporar la harina repostería SG tamizada.
  • Verter en las tazas y hornear a 180º hasta que la parte superior haga corteza, unos 6-8 mn.
  • Servir inmediatamente.

Castagnole

Los castagnole son dulces de sartén típicos del carnaval italiano. Recordarían a las castañas y de ahí su nombre y estarían a medio camino entre una rosquilla y un buñuelo. En cuánto le vi la receta a @aliterdulcia, le vi posibilidades en el mundo sin gluten (ya sabéis que mi premisa es usar pocos ingredientes, sencillos y en general no utilizar gomas ni similares). No te llevará ni media hora hacerlos y resultan tiernos, aromáticos y deliciosos.

Ingredientes (unas 15 unidades):

  • 80 gr. de yogur griego
  • 1 huevo pequeño
  • 50 gr. de azúcar blanquilla
  • Ralladura de naranja y limón al gusto
  • Pizca de sal
  • 2, 5 gr. de impulsor químico
  • 150 gr. de harina de repostería SG de tu gusto o el combo que tu prepares (es posible que un poco más)

Preparación:

  • Bate muy bien todo excepto los ingredientes secos.
  • Añade la harina, el impulsor y la sal.
  • Debes obtener una bola suave, manejable, pero que aún se pegue un poco a los dedos (yo necesité aumentar la cantidad de harina a 175 gr. y por ello, la próxima vez añadiré 10 gr. más de azúcar)
  • Con las manos aceitadas, prepara bolitas que irás echando en el aceite templado-caliente (no muy caliente para garantizar el cocinado de los fritos)
  • Al sacar del aceite, reboza en azúcar blanquilla

Sharlotka o pastel ruso de manzana (SG)

La Sharlotka de manzana (no confundir con la Charlotte russe creada en el s. XIX por el chef del zar alejandro I) era el pastel rápido por excelencia en Rusia; un pastel cotidiano resultado de la escasez de ingredientes, tiempo y herramientas. Darra Goldstein, autora de “Más allá del viento del norte: Rusia en recetas y tradiciones”, describió la Sharlotka como “ahorro de mano de obra, tiempo y espacio” (en la década de 1920 y principios de la de 1930 en la URSS, se alentaba a las mujeres a participar en la fuerza laboral y tenían poco tiempo para hornear; además sus pequeñas cocinas, equipadas con pequeños hornos de queroseno portátiles, a menudo se compartían con otras familias). La receta original usaba pan duro y fruta, transformándose después en este pastel y hoy en días tenemos que verlo como el resultado del ingenio de las mujeres soviéticas, impulsadas por un fuerte deseo de mostrar hospitalidad: con un tazón y unos pocos ingredientes, en una hora el pastel está listo; digamos que es una receta poco exigente.

La mayoría de las recetas de Sharlotka son simplemente huevos combinados con cantidades iguales de azúcar y harina (no lleva ningún tipo de grasa, ni lácteos), un poco de vainilla y canela y manzanas firmes y ácidas, como la Granny Smith, en rodajas; sobre la fruta picada, se vierta la masa, horno y listo! Puede haber recetas que usen el bicarbonato de sodio, aunque la mayoría se basan en los huevos muy batidos como único leudante. En cuanto a las especias, la canela era lo que la mayoría de las cocinas soviéticas tenían disponible, pero funciona bien con cardamomo, nuez moscada, pimienta de Jamaica o jengibre. La versión con pera es posible, de hecho aparece en el último libro de Darra Goldstein, aunque no es lo tradicional.

Tal y como yo lo hice, queda suave, jugoso, aromático y con una costra crocante en la parte superior y aunque lo mejor es tomarlo recién hecho, envuelto en un paño blanco de cocina aguanta perfectamente 2 días.

Ingredientes (aunque la receta indica un molde de 22 cm., yo lo hice en uno de 18 cm.):

  • 3 manzanas (aproximadamente en limpio 300 gr.)
  • 2 huevos L (125 gr.)
  • 125 gr. de azúcar
  • 125 gr. de harina de todo uso (en nuestro caso el preparado sin gluten que uses o el combo de harinas que te guste)
  • 1 cta. vainilla líquida
  • 1/2 cta. canela en polvo
  • Pizca sal
  • Azúcar glacé para espolvorear

Preparación:

  • Encamisar molde con mantequilla y, si lo deseas, papel de horno en el fondo.
  • Pelar y descorazonar manzanas. Reservar en bol con gotas de limón.
  • Montar los 2 huevos con el azúcar hasta que blanqueen y tripliquen el volumen.
  • Añadir la vainilla, la harina tamizada, la pizca de sal y remover.
  • Picar menuditas las manzanas y echar en el fondo del molde, espolvoreando la canela por encima.
  • Cubrir las manzanas con la masa, sacudir un poco el molde para integrar bien.
  • Al horno por unos 40 mn. -según hornos-
  • Dejar templar y espolvorear de glass.

Migliaccio napolitano (SG)

El Migliaccio es una tarta parecida a un pastel de queso, pero más esponjoso, fino y suave; de origen medieval y tradición campesina. En sus orígenes se usaba el mijo (miglio en italiano) y de ahí su nombre, aunque actualmente se hace con sémola y ricotta (queso obtenido de un segundo procesamiento del suero lácteo en la elaboración de quesos de pasta blanda). Es típico de Nápoles en Carnaval y Semana Santa.

He adaptado la receta cambiando la sémola de trigo por sémola de maíz y el resultado ha sido excelente, absolutamente delicioso.

Ingredientes (molde 18 cm. * 6 cm.):

  • 500 ml. de leche entera
  • Piel de 1/2 naranja y 1/2 limón
  • 70 gr. de mantequilla con sal
  • 125 gr. de sémola de maíz
  • 3 huevos
  • 200 gr. de azúcar
  • 250 gr. de ricotta
  • 1 vaina de vainilla
  • Ralladura de 1/2 naranja
  • 1 chupito de Limoncello o Agua de azahar

Preparación:

  • La leche, las pieles de los cítricos y la mantequilla se llevan a ebullición.
  • Se añade la sémola en forma de lluvia sin dejar de remover con varilla, hasta que la mezcla esté espesa. Retirar del fuego. Quitar las pieles y pasar a un bol limpio.
  • Blanquear los huevos con el azúcar. Añadir la ricotta con varilla eléctrica. Añadir la vainilla, la ralladura y el chupito de limoncello.
  • Unir la mezcla de huevos a la mezcla de sémola.
  • Encamisar molde con mantequilla y harina.
  • Horno 180º por unos 45 mn. segñun hornos. A partir de 30 mn. mirar que no se pase de dorado medio, comprobando la cocción con un palillo. No pasarse de cocción!
  • Enfriar sobre rejilla, desmoldar y si se desea, decorar con arándanos frescos

Layer Cake de chocolate, piña y zanahoria

Si creías que un maravilloso Layer Cake (varias capas de bizcocho unidas por un relleno) sin gluten no era posible; si creías que no podrías elaborar una tarta preciosa y exquisita para tus celebraciones al más puro estilo de las de la pastelería tradicional; si creías que tendrías que conformarte con un bollo Maimón para los restos; si creías que en todo caso serían necesarios ingredientes complicados o procesos dificultosos…, te equivocabas!

Te propongo un Layer Cake maravilloso, sencillo de hacer y con un resultado de cine: vistoso, delicioso, extra-jugoso, adictivo…

Esta receta la he visto con gluten y elaborada en la Thermomix, pero la máquina no la necesitas, basta un procesador y un poco de pericia para la fase de decoración (yo no es que tenga mucha, pero quedó aceptable de presencia, para ser mi primer Layer Cake).

Te animo también a que uses el bizcocho solo o como base de otras preparaciones, por ejemplo un carrot-pineapple cake con frosting blanco. Triunfarás seguro!

Ingredientes bizcocho (para una tarta de 18 cm. de diámetro y unos 15 cm de alto):

  • 4 huevos (220-230 gr.)
  • 200 gr. azúcar blanquilla
  • 100 gr. azúcar moreno
  • 240 gr. aceite girasol
  • Vainilla al gusto
  • 340 gr. de zanahoria pelada y triturada
  • 200 gr. de piña fresca triturada
  • 280 gr. de harina repostería sin gluten, comercial o el combo que tu uses (en la receta original son 200 gr. de harina blanca y 80 gr. de harina integral)
  • 25 gr. de cacao puro
  • 1 cta. bicarbonato
  • 2 ctas. levadura química tipo Royal
  • 1/2 cta. sal
  • 1/4 cta. nuez moscada
  • 2 cta. canela

Frosting de queso crema:

  • 85 gr. de mantequilla punto pomada
  • 170 gr. de queso crema tipo Philadelfia
  • 240 gr. de azúcar glacé
  • 40 gr. de cacao puro
  • 1/2 cta. sal
  • 270 gr. de chocolate negro de cobertura fundido
  • 1 yogur griego

Preparación bizcocho:

  • Montar los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y tripliquen el volumen.
  • Añadir el aceite, la vainilla, la zanahoria triturada y la piña triturada. Batir lo justo para mezclar.
  • Añadir los secos (harina, cacao, bicarbonato, impulsor, sal, nuez moscada y canela) e integrar.
  • Repartir la mezcla en 2 moldes de aro desmontable de 18 cm., previamente enmantequillados y con papel de horno en el fondo y en los laterales. Cada molde llevará aproximadamente 825 gr. de mezcla.
  • Hornear a 180º unos 45-60 mn. según hornos (que el palillo salga limpio)
  • Dejar templar y cuando estén fríos mejor envolver en film y dejar en la nevera de un día para otro, para que la miga se compacte y sea más fácil hacer los discos.
  • Dividir cada bizcocho en dos discos (lo ideal es que te ayudes de algún tipo de guía y/o rebanadora) y empezar a montar la tarta.

Preparación frosting:

  • Mezcla en un procesador o con la batidora todos los ingredientes del frosting excepto el chocolate fundido y el yogur griego.
  • Añade la cobertura fundida y el yogur griego y termina de mezclar. Deja a temperatura ambiente hasta el momento de usar (mejor deja este proceso para poco antes de montar la tarta, porque si lo haces con anticipación, deberás meter frosting en nevera y luego estará demasiado duro para la manga, con lo que habrás de dejarlo un rato a temperatura ambiente)

Montaje:

  • Poner un Disco en la base – Frosting – Disco – Frosting – Disco – Frosting – Disco y por último Frosting por encima y todo alrededor (con algún modelo de espátula alisadora será más sencillo, sino con el canto de un cuchillo largo puede servir)
  • El frosting que sobre ponlo en una manga desechable con boquilla estrellada y adorna a tu gusto.
  • Deja la tarta en la nevera hasta el momento de consumirla.