Pudin “olvidado” de Nigella Lawson

Este es, sin duda, el postre perfecto para el día de la Madre: delicado, suave, afrutado, con varias texturas, sencillo pero lleno de personalidad, …, lástima que much@s de nosotro@s no podamos estar ese día de este año con nuestras madres, pero podemos sorprenderlas el primer día que las veamos, que confiemos sea pronto.

Se trata de una antigua receta popular recuperada por Richard Sax y según Nigella, esta especie de pavlova de malvalisco, es un pudin “olvidado” porque el merengue se deja “olvidado” en el horno apagado toda la noche; pero a la vez debes saber que una vez comido nunca podrá olvidarse (coincido con ella 😉 )

Ingredientes:

  • 6 claras de huevo grandes
  • 1/2 cta. de sal
  • 250 gr. de azúcar glas (para el merengue)
  • 2 ctas. de azúcar glass (para la cobertura)
  • 1/2 cta. de cremor tártaro (si no tienes, vale el sobre de acidulante -blanco- de los papeles de gaseosa; también podrías omitirlo)
  • 1 cta. extracto vainilla
  • Mantequilla para engrasar ( o papel de horno)
  • 250 ml. de nata para montar
  • 4 maracuyá
  • 175 gr. de moras
  • 175. gr. de fresas en cuartos

Preparación (hay que empezar de víspera):

  • Batir las claras con sal hasta que comiencen a formarse picos, agregar gradualmente el azúcar glas, el cremor tártaro y la vainilla, sin dejar de batir, hasta que estén rígidas y brillantes.
  • Untar lata horno con mantequilla (o poner papel de hornear) y distribuir las claras como si de una plancha de bizcocho se tratase.
  • Poner merengue en horno pre-calentado a 220º, cerrando la puerta y apagando inmediatamente. Dejar toda la noche sin abrir la puerta para nada.
  • Montar la nata (Nigella dice hasta que espesa pero suave).
  • Montaje: poner la base de merengue en una fuente adecuada, disponer la nata encima. Distribuir la pulpa de maracuyá, las moras y los cuartos de fresa previamente espolvoreados con las dos cucharaditas de glas.
  • Cortar en 12 porciones.