Pastel marroquí de Sophie Dudemaine

Este pastel ha recorrido la blogosfera y la verdad que una vez que lo conoces entiendes por qué. De elaboración muy sencilla, tiene un bonito color ámbar, aroma a canela y cítricos y textura fundente. Se trata de un pastel “borracho” de sirope de naranja y limón que cuenta además con una particularidad: la harina se reemplaza por pan rallado fino (en nuestro caso sin gluten) y no contiene lácteos.

Ingredientes: (molde plum-cake 18 cm.)

  • 100 gr. de harina de almendra
  • 50 gr. de pan rallado fino sin gluten
  • 180 gr. de azúcar blanquilla (puedes bajarlo sin problema hasta 140 gr.)
  • 4 gr. de polvo de hornear
  • 2 gr. de canela molida
  • Ralladura de 1 limón y de 1 naranja (mejor sin tratar)
  • 4 huevos (200 gr.)
  • 150 gr. de aceite neutro (uva, girasol, maíz, …). He leído que podría reducirse hasta 75 gr. con buen resultado, pero yo no lo he probado.
  • Para el almíbar: 90 gr. de zumo de naranja, 60 gr. de zumo de limón y 50 gr. de azúcar glass

Preparación:

  • En un bol junta todos los secos, incluyendo las ralladuras.
  • En otro bol bate ligeramente los huevos y añade el aceite.
  • Incorpora los secos a los líquidos, uniendo simplemente.
  • En un molde encamisado (mantequilla y harina) vierte la mezcla. A mí me gusta poner un papel de hornear en el fondo, para facilitar el desmoldado.
  • Introduce en horno precalentado a 150º por 45 mn. (yo he usado la temperatura de 180º)
  • Retirar del horno, desmoldar y comenzar a preparar el sirope. El pastel se presenta con la base hacia arriba -sube poco-, por lo cual es perfecto para hacer en moldes con ondas tipo bundt, pues quedará con un bonito dibujo.
  • Sirope: calentar los jugos y el azúcar glass lo justo para que el azúcar se disuelva. Colar.
  • Con el cake templado (yo diría que mejor frío) ir echando el sirope poco a poco hasta que lo absorba todo. Realmente lo hace.
  • Si puedes esperar, no le vienen mal unas horas de reposo para que se amalgamen todos los sabores.

“Torta de laranja” portuguesa de Marco Costa (pastelero)

La receta de la “torta de laranja” de Marco Costa (pastelero portugués) la dio a conocer él mismo cuando participó en el reality show “Casa dos Segredos”. En el libro “Receitas com segredo”, Marco cuenta que la receta es de su padre, que la hace desde que él recuerda: “es sin duda mi especialidad”, señala.

Circulan muchas versiones por la red de esta “torta” que al parecer es típica portuguesa: con menos huevos, con menos azúcar, sin polvos de hornear …, pero la diferencia más significativa, a mi juicio, está entre aquellas que llevan mantequilla fundida en la masa y aquellas que no la llevan; esta versión es sin mantequilla.

El resultado: un brazo denso, húmedo y jugoso, con un delicioso sabor a naranja, y que se puede comer del tiempo o de la nevera. Un postre que se hace en nada, cunde mucho y hará las delicias de los comensales.

Ingredientes:

  • 2 naranjas grandes (ralladura y zumo); pesaban 565 gr. y obtuve 250 ml. de zumo
  • 500 gr. de azúcar blanquilla
  • 50 gr. de harina (usé maizena con gran éxito)
  • 15 gr. de impulsor químico
  • 12 huevos

Preparación:

  • Echar los ingredientes secos en un bol (azúcar, harina e impulsor)
  • Añadir la ralladura de las naranjas y el zumo. Mezclar.
  • Por último, añadir los huevos y batir bien; la mezcla es muy líquida.
  • Preparar una bandeja de hornear que podamos luego poner al baño maría (yo usé una de 31*36 cm., que cabe dentro de la propia del horno). La untamos de mantequilla y acomodamos un papel de horno. Vertemos la mezcla.
  • En el horno pre-calentado a 200 grados, calor arriba y abajo, con la bandeja de agua dentro, en el medio, ponemos la bandeja con la torta. Comprobar que la masa queda uniformemente repartida antes de cerrar el horno.
  • Le llevará unos 20-25 mn. (hasta que el palillo salga limpio). En mi caso, 20 mn.
  • Retirar del horno y, en caliente, espolvorear con abundante azúcar blanquilla. Esparcir bien con la mano. Inmediatamente voltear sobre un papel de horno y enrollar (yo lo hice en el sentido más largo, pero la próxima vez lo haré en el más corto, para que el brazo quede más gordito)
  • Cortar las puntas, antes de presentar, para que quede más perfecto.
  • Espolvorear con azúcar glass.