Castagnole

Los castagnole son dulces de sartén típicos del carnaval italiano. Recordarían a las castañas y de ahí su nombre y estarían a medio camino entre una rosquilla y un buñuelo. En cuánto le vi la receta a @aliterdulcia, le vi posibilidades en el mundo sin gluten (ya sabéis que mi premisa es usar pocos ingredientes, sencillos y en general no utilizar gomas ni similares). No te llevará ni media hora hacerlos y resultan tiernos, aromáticos y deliciosos.

Ingredientes (unas 15 unidades):

  • 80 gr. de yogur griego
  • 1 huevo pequeño
  • 50 gr. de azúcar blanquilla
  • Ralladura de naranja y limón al gusto
  • Pizca de sal
  • 2, 5 gr. de impulsor químico
  • 150 gr. de harina de repostería SG de tu gusto o el combo que tu prepares (es posible que un poco más)

Preparación:

  • Bate muy bien todo excepto los ingredientes secos.
  • Añade la harina, el impulsor y la sal.
  • Debes obtener una bola suave, manejable, pero que aún se pegue un poco a los dedos (yo necesité aumentar la cantidad de harina a 175 gr. y por ello, la próxima vez añadiré 10 gr. más de azúcar)
  • Con las manos aceitadas, prepara bolitas que irás echando en el aceite templado-caliente (no muy caliente para garantizar el cocinado de los fritos)
  • Al sacar del aceite, reboza en azúcar blanquilla

Migliaccio napolitano (SG)

El Migliaccio es una tarta parecida a un pastel de queso, pero más esponjoso, fino y suave; de origen medieval y tradición campesina. En sus orígenes se usaba el mijo (miglio en italiano) y de ahí su nombre, aunque actualmente se hace con sémola y ricotta (queso obtenido de un segundo procesamiento del suero lácteo en la elaboración de quesos de pasta blanda). Es típico de Nápoles en Carnaval y Semana Santa.

He adaptado la receta cambiando la sémola de trigo por sémola de maíz y el resultado ha sido excelente, absolutamente delicioso.

Ingredientes (molde 18 cm. * 6 cm.):

  • 500 ml. de leche entera
  • Piel de 1/2 naranja y 1/2 limón
  • 70 gr. de mantequilla con sal
  • 125 gr. de sémola de maíz
  • 3 huevos
  • 200 gr. de azúcar
  • 250 gr. de ricotta
  • 1 vaina de vainilla
  • Ralladura de 1/2 naranja
  • 1 chupito de Limoncello o Agua de azahar

Preparación:

  • La leche, las pieles de los cítricos y la mantequilla se llevan a ebullición.
  • Se añade la sémola en forma de lluvia sin dejar de remover con varilla, hasta que la mezcla esté espesa. Retirar del fuego. Quitar las pieles y pasar a un bol limpio.
  • Blanquear los huevos con el azúcar. Añadir la ricotta con varilla eléctrica. Añadir la vainilla, la ralladura y el chupito de limoncello.
  • Unir la mezcla de huevos a la mezcla de sémola.
  • Encamisar molde con mantequilla y harina.
  • Horno 180º por unos 45 mn. segñun hornos. A partir de 30 mn. mirar que no se pase de dorado medio, comprobando la cocción con un palillo. No pasarse de cocción!
  • Enfriar sobre rejilla, desmoldar y si se desea, decorar con arándanos frescos

Bombones estilo Baci Perugina

Unos deliciosos bombones sin gluten, sin huevo, sin lácteos, con sabor a crema de avellanas, crocantes por fuera y fundentes en su interior. Para comer o regalar. Puedes envolverlos como los originales en papel albal con estrellas azules pintadas e introducir una frase en su interior.

Me he inspirado en el blog de Sara, “una italiana en la cocina”, aunque he introducido algún cambio en los ingredientes y en el modo de preparar los bombones.

Ingredientes:

  • 100 gr. de chocolate de cobertura con leche
  • 100 gr. de crema de avellanas
  • 20 gr. de mantequilla (personalmente, me gusta más con manteca de cacao o aceite de coco)
  • 100 gr. de avellanas picadas groseramente y algunas avellanas enteras para decorar (dependiendo del tamaño saldrán aproximadamente unos 20 bombones)
  • 200 gr. de chocolate negro de cobertura

Preparación:

  • Fundir el chocolate con leche de cobertura con el aceite de coco.
  • Picar groseramente las avellanas
  • Mezclar la crema de avellanas de tu agrado, la cobertura fundida y las avellanas picadas.
  • Enfriar la mezcla en la nevera, lo justo para que cuando hagamos las bolitas, no se deformen. Si la dejas enfriar demasiado, estará muy dura y no lograrás trabajarla.
  • Formar los bombones con dos cucharillas por ejemplo y coronar con una avellana. Volver a la nevera.
  • Fundir la cobertura negra y bañar los bombones con ella. Escurrir en rejilla. En este punto te aconsejo practicar el atemperado por siembra (puedes ver la entrada al respecto de mi amiga Frabisa), no es complicado y el acabado final merece de verdad la pena (más brillo y mayor estabilidad de la cobertura)