Pastel mágico de Nutella: con sólo 2 ingredientes!

Un pastel fundente pero con cuerpo: textura de mousse en el centro y más abizcochada en la orilla; con suave sabor a Nutella -sin empalagar- y absolutamente mágico y adictivo. Podría funcionar sustituyendo la Nutella por mantequilla de cacahuete, de hecho el origen parece ser ese: un pastel de Martha Stewart hecho con huevos y mantequilla de cacahuete, que yo no he podido localizar.

¿Por qué mágico?

  • Porque sólo precisa dos ingredientes
  • Porque su elaboración es rápida y sencilla, aunque hay que tener en cuenta unos “tips”.
  • Porque sabe suavemente a Nutella
  • Porque mejora con el tiempo y con el frío

Ingredientes:

  • 4 huevos L (53 a 63 gr.)
  • 240 gr. de Nutella o Nocilla (en nuestro caso, certificada sin gluten)

Preparación:

  • Montar los huevos hasta que blanqueen y tripliquen su volumen (unos 10 mn. con batidoras eléctricas, a mano podrían ser 15 mn.); el punto es cuando el batidor deja una estela como en la nata.
  • Fundir la Nutella al baño María, sin calentarla demasiado, para que esté más fluida.
  • Unir la Nutella a los huevos, en dos veces, utilizando ahora una espátula y movimientos envolventes, intentando que los huevos se bajen lo menos posible.
  • Poner en un molde 18-20 cm. forrado con papel de horno y hornear en horno pre-calentado a 175º por unos 25 mn. (no cocinar demasiado a riesgo de obtener un pastel seco en vez de cremoso y fundente). El pastel se hincha en el horno y se desmorona después un poco, es normal.
  • Dejar enfriar antes de servir y espolvorear con glass (es necesario!). Puedes acompañar de nata montada o tal vez de una bola de helado.

Comentarios sabrosos:

  • Si no sale un pastel mágico: no se han batido los huevos lo suficiente.
  • Si se desmorona al cortarlo: le falta cocción.
  • Si no está exquisito: ha cocido demasiado.