Tarta de peras y avellanas de Betty Bossi

Una tarta en la que cambiamos la tradicional manzana por pera, absolutamente deliciosa y más aún gracias a las pepitas de chocolate.

Ingredientes (molde 28 cm.; puedes hacer la mitad en 20 cm.):

  • 120 gr. de harina integral de arroz (puedes sustituirla por harina blanca de arroz sin problema)
  • 80 gr. de avellanas molidas (para la masa)
  • 1 cta. psyllium molido (no observo gran diferencia entre ponerlo y no ponerlo)
  • 80 gr. de azúcar
  • 1/4 cta. sal
  • 80 gr. mantequilla fría en trozos
  • 1 huevo batido
  • 2 y 1/2 cdas. avellanas molidas (para encima base)
  • 50 gr. de chispas de chocolate
  • 4 peras conferencia
  • 2 cucharadas miel (mejor suave)
  • 1 y 1/2 cda. jugo limón
  • 1 cda. glass

Preparación:

  • Mezclar la harina de arroz, las avellanas molidas de la masa (80 gr.) , el psyllium si lo ponemos, el azúcar y la sal.
  • Echar la mantequilla a trozos y trabajar a mano hasta obtener una masa uniformemente grumosa.
  • Agregar el huevo batido, a velocidad rápida, sin amasar.
  • Aplanar y enfriar por media hora al menos.
  • Estirar la masa entre 2 hojas de papel, con diámetro de 30 cm. Colocar en el molde, picando el fondo.
  • Poner el resto avellanas molidas y los chips de chocolate en el fondo.
  • Disponer las peras peladas en mitades con secciones longitudinales de 3 mm. -sin llegar al final- sobre la base, colocadas de modo prolijo.
  • Mezclar la miel, con el zumo de limón y el azúcar glass y pincelar sobre las peras.
  • Hornear en horno pre-calentado a 220º por unos 30 mn. (según hornos)

Socca, de Ottolenghi

La masa de socca es una especialidad de Niza elaborada con harina de garbanzos, agua y aceite de oliva. En el restaurante Grain de Sel (Cogolin-Francia) las pissaladières se preparan con productos locales y masa de socca. La receta es del maravilloso libro “El gourmet vegetariano”, de Yotam Ottolenghi. Esta receta, perfecta para “no gluten”, admite además dos preparaciones: tradicional y rápida; en todo caso, las claras batidas a punto de nieve aportan la esponjosidad deseada.

Ingredientes (4 unidades):

  • Para asar los “cherry”: 300 gr. de tomatitos “cherry”, sal, pimienta negra y aceite.
  • Para el sofrito de cebollas: 800 gr. de cebollas, aceite, sal, pimienta negra, tomillo y vinagre.
  • Masa: 230 gr. harina garbanzos, 450 ml. de agua, 1 y 1/2 cucharadas de aceite, 3/4 ctas. sal y pimienta negra.

Preparación:

  • Asar los “cherry” con la sal, pimienta y chorrito de aceite a 130º por unos 25 mn. También puedes asarlos “a la luz de la luna”, que sería precalentar el horno a 220º, meter la bandeja con los tomatitos, cerrar puerta y apagar horno y dejarlos ahí toda la noche sin abrir la puerta.
  • Pochar las cebollas en 4 cdas. de aceite, con la sal; deben quedar doradas pero no tostadas. Añadir pimienta negra y tomillo. Al final, 1/2 cta. vinagre blanco.
  • En un vaso batidor, ponemos todos los ingredientes de la masa excepto las claras. Batimos bien y añadimos con movimientos envolventes las 2 claras montadas a punto de nieve.
  • Usamos una sartén de 14 ó 15 cm. Aceitamos y calentamos fuerte, luego bajamos al número al que solemos freír (en mi caso, inducción 8). Echamos 1/4 de la masa. A los 2 mn. aproximadamente la masa empieza a burbujear, lo cual indica que está hecha por abajo. Volteamos con cuidad de que no se rompa y dejamos 1 minuto más. Reservar y repetir 3 veces más.
  • Las bases van al horno, sobre papel sulfurizado, por 5 mn. a 180º.
  • Disponer la cebolla repartida sobre cada una de las bases y por encima los “cherry”. Volver el conjunto al horno a 180º por 4 mn. y acompañar de nata fresca.
  • Versión rápida: asar los tomatitos a la “luz de la luna”, pochar la cebolla en el microondas, añadiendo la sal al final y cocinar todo el proceso en la sartén, primero 4 minutos en “en vacío”, a fuego medio-alto y tapadas, luego igualmente otros 4 minutos por el otro lado y finalmente 4 minutos ya montadas, a fuego medio y tapadas.

Pudin “olvidado” de Nigella Lawson

Este es, sin duda, el postre perfecto para el día de la Madre: delicado, suave, afrutado, con varias texturas, sencillo pero lleno de personalidad, …, lástima que much@s de nosotro@s no podamos estar ese día de este año con nuestras madres, pero podemos sorprenderlas el primer día que las veamos, que confiemos sea pronto.

Se trata de una antigua receta popular recuperada por Richard Sax y según Nigella, esta especie de pavlova de malvalisco, es un pudin “olvidado” porque el merengue se deja “olvidado” en el horno apagado toda la noche; pero a la vez debes saber que una vez comido nunca podrá olvidarse (coincido con ella 😉 )

Ingredientes:

  • 6 claras de huevo grandes
  • 1/2 cta. de sal
  • 250 gr. de azúcar glas (para el merengue)
  • 2 ctas. de azúcar glass (para la cobertura)
  • 1/2 cta. de cremor tártaro (si no tienes, vale el sobre de acidulante -blanco- de los papeles de gaseosa; también podrías omitirlo)
  • 1 cta. extracto vainilla
  • Mantequilla para engrasar ( o papel de horno)
  • 250 ml. de nata para montar
  • 4 maracuyá
  • 175 gr. de moras
  • 175. gr. de fresas en cuartos

Preparación (hay que empezar de víspera):

  • Batir las claras con sal hasta que comiencen a formarse picos, agregar gradualmente el azúcar glas, el cremor tártaro y la vainilla, sin dejar de batir, hasta que estén rígidas y brillantes.
  • Untar lata horno con mantequilla (o poner papel de hornear) y distribuir las claras como si de una plancha de bizcocho se tratase.
  • Poner merengue en horno pre-calentado a 220º, cerrando la puerta y apagando inmediatamente. Dejar toda la noche sin abrir la puerta para nada.
  • Montar la nata (Nigella dice hasta que espesa pero suave).
  • Montaje: poner la base de merengue en una fuente adecuada, disponer la nata encima. Distribuir la pulpa de maracuyá, las moras y los cuartos de fresa previamente espolvoreados con las dos cucharaditas de glas.
  • Cortar en 12 porciones.

Pie imposible de limón y coco de Donna Hay

Qué no cunda el pánico! La imposibilidad del pie no es por la dificultad de su elaboración (al contrario, no puede ser más sencillo de elaborar), sino por el hecho -a decir de la autora- de que es imposible que el pastel no tenga éxito y no caer absolutamente rendidos ante él.

Te diré que tiene una consistencia que permite rebanarlo y también comerlo a cucharadas. Que está a medio camino entre un bizcocho y una crema horneada, pero no es ni una cosa ni otra. Que es cremoso y con sabor cítrico a coco. Que está delicioso tanto templado como frío de la nevera. Que admitiría sin problema algún arándano por el medio. Qué la mejor presentación es en un molde porcelánico de ondas (de los bonitos, no como el mío) y servirlo a cucharadas, aunque podrías desmoldarlo y presentarlo en porciones. Y que su preparación es bien simple.

Ingredientes (8 raciones “comedidas”):

  • 375 ml. de leche
  • 60 gr. de coco deshidratado
  • 50 gr. de mantequilla sin sal fundida
  • 1 cda. (15 ml.) extracto vainilla
  • 1 huevo
  • 50 gr. harina (en nuestro caso sin gluten; usa la pre-mezcla que desees o simplemente harina de arroz o maizena)
  • 220 gr. de azúcar glas (puedes reducirlo con éxito hasta 130-150 gr.)
  • 2 cdas. (30 ml.) zumo limón
  • Azúcar glas para decorar

Preparación:

  • Poner todos los ingredientes (excepto el azúcar glass de la decoración) en un bol, para proceder a batirlos hasta que la mezcla queda suave.
  • Verter la mezcla en un molde de 18 cm. ligeramente engrasado y hornear en horno pre-calentado a 160º unos 30-35 mn. o, en todo caso, hasta que al introducir un palillo este salga limpio (pero sin pasarse de cocción!)
  • Dejar templar y servir espolvoreado de glas.

Molotof (pudin de claras), de Rita Nascimento

El “Molotof” es un dulce típico portugués, pero que tendría su origen remoto en Rusia. Te encantará su sabor y su textura de nube. Sólo tres ingredientes -claras, azúcar y caramelo-, elaborados a medida de los dioses.

Se trata de una receta de aprovechamiento sencilla (que puedes hacer por ejemplo con las claras sobrantes de elaborar leche frita) pero que necesita tratarse con mimo para obtener un resultado perfecto. He seguido las indicaciones de Rita Nascimento, “la dolce Rita”, y no he tenido ningún contratiempo. Ella señala tres puntos fundamentales:

  • Batir bien el merengue, bien firme y con el azúcar perfectamente integrado.
  • Que no haya choques de temperatura: cocer suavemente y al terminarse el tiempo de cocción, apagar horno y dejar el pudin dentro por un tiempo.
  • No cocer demasiado para que no quede gomoso.

Ingredientes:

  • Claras, las que deseemos: 4, 5, 6, 8… Yo he empleado 6 claras y un molde de corona de 20 cm.
  • Por cada clara 30 gr. de azúcar. En mi caso, 180 gr. de azúcar.
  • Caramelo líquido para untar el molde

Preparación:

  • Montar las claras hasta que empiecen a estar firmes y brillantes.
  • En ese momento empezar a adicionar el azúcar, poco a poco.
  • Batir por 5-7 minutos o hasta que obtengamos un merengue que haga picos y que si diésemos la vuelta al bol no se caería.
  • Untar bien el molde con el caramelo, por todo.
  • Echar el merengue. Igualar la superficie y dar unos golpecitos sobre un paño para que no queden huecos.
  • Metemos en horno precalentado a 180 grados, calor arriba y abajo con una fuente llena de agua para hacer un baño María. 1 minuto por cada clara. En este caso 6 minutos a 180 grados.
  • Al terminar el tiempo, apagar horno y dejar pudin dentro por 30 mn.
  • Sacar el pudin y dejar templar por 15 mn. antes de desmoldar.
  • Ayudarse de una puntilla o espátula para desmoldar.
  • Meter en la nevera y servir bien frío.

Comentarios “sabrosos”:

  • Se puede añadir caramelo a la mezcla de claras. A mí personalmente me gusta el contraste del caramelo y el interior tan blanco.
  • Se puede servir tal cual o adornado con el famoso “dolce de ovos” y frutos secos.

“Bolo suspiro de chocolate”, de Rita Nascimento

Como dice la “Dolce Rita” , con cuya apreciación coincido totalmente, este pastel no es propiamente un pastel, pero para algunos es el mejor pastel del mundo. Y aunque pudiera parecer, a simple vista, de elaboración complicada, el tiempo de preparación es rápido, aunque el tiempo de espera si es mayor a otras elaboraciones. Mi consejo: haz la mousse y los merengues la noche anterior y al día siguiente lo montas en un momento. También puedes partir las cantidades a la mitad y obtendrás un pastel para 4 personas, de 18 cm. de diámetro; en este caso, los tres discos de merengue te cabrán, casi seguro, en una única bandeja de horno.

Ingredientes del suspiro (merengue), para 3 discos de aproximadamente 23 cm:

  • 6 claras de huevo L (53 a 63 gr.)
  • 350 gr. de azúcar (en mi opinión, 250 gr. son suficientes)
  • 3 cucharadas soperas de cacao sin azúcar

Ingredientes de la mousse:

  • 200 gr. de chocolate negro
  • 200 + 200 ml. de nata de montar

Ingredientes cobertura:

  • 50 gr. de chocolate negro
  • 50 gr. de chocolate con leche
  • 50 ml. de nata de montar
  • Pizca de sal

Preparación:

  • Merengue: empezar a batir las claras a punto de nieve y cuando empiecen a brillar, ir añadiendo poco a poco el azúcar, sin dejar de montar hasta obtener un merengue firme que no se caiga al voltear el bol. Tamizar el cacao sobre el merengue y mezclar con movimientos envolventes. Dibujar 3 círculos de aproximadamente 22 cm. en papel de horno y disponer sobre 3 bandejas de horno. Repartir el merengue en los 3 círculos, dejando de un espesor de 1 cm. ó 1.5 cm. Hornear a 100º durante 2 horas, alternando las bandejas cada 40 mn. Al terminar la cocción, dejar los merengues dentro hasta que el horno enfríe totalmente.
  • Mousse: derretir el chocolate con la mitad de la nata (calienta la nata hasta antes de hervir, apaga el fuego y derrite el chocolate con el calor residual hasta obtener una mezcla uniforme), dejar templar y luego llevar a la nevera a enfriar; montar la nata restante y, cuando la otra preparación esté fría, unir ambas mezclas, de manera que quede una mezcla homogénea. Llevar la mezcla a la nevera hasta que coja firmeza.
  • Cobertura: fundir chocolates en la nata, con pizca de sal, hasta obtener una mezcla suave y uniforme.

Montaje:

  • Disponer sobre una base o plato el primer disco de merengue y encima la mitad de la mousse.
  • Tapar con otro disco de merengue y cubrir con la otra mitad de la mousse.
  • Terminar con el 3º disco de merengue y echando la cobertura por encima.
  • Adornar al gusto: crocanti de almendra, chocolate blanco rallado…

Nutella cake de Nigella Lawson

Este pastel de Nigella Lawson no sólo es fácil de hacer sino que resulta delicioso y terriblemente adictivo. Diría que está a medio camino entre un bizcocho y un fondant. La avellana molida es un plus: aporta humedad y sabor. Me parece perfecto para acompañar al café o como tarta de celebración, porque en su simpleza resulta precioso a la vista.

Ingredientes pastel:

  • 6 huevos, separadas las yemas de las claras
  • Pizca de sal
  • 400 gr. de Nutella
  • 125 gr. de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de Frangelico (o ron o agua)
  • 100 gr. de avellanas molidas
  • 100 gr. de chocolate negro fundido

Ingredientes cobertura:

  • 125 gr. de crema doble o nata de montar
  • 125 gr. de chocolate negro
  • 1 cucharada de Frangelico (o ron o agua)
  • 100 gr. de avellanas enteras tostadas y peladas

Preparación:

  • Batir claras a punto de nieve con pizca de sal hasta que estén firmes, no más (que al dar la vuelta al bol no se caigan). Reservar.
  • Batir la mantequilla punto pomada y la Nutella juntas.
  • Agregar Frangelico, yemas de huevo y avellanas molidas.
  • Añadir chocolate derretido y 1 cucharada de claras montadas para aligerar la mezcla.
  • Incorporar suavemente las claras en 3 veces, con una espátula y movimientos envolventes.
  • Verter en molde redondo de 22 cm. (para la mitad de cantidades, 16 cm.), encamisado con mantequilla y un disco de papel de hornear en el fondo.
  • Hornear en horno precalentado a 180º por unos 40 mn. aproximadamente (según hornos), o hasta que el palillo salga limpio.
  • Retirar del horno y dejar enfriar en rejilla.
  • Mientras tanto, preparar la cobertura: tostar avellanas, retirar piel frotando con un paño y dejar enfriar.
  • En un cazo, poner la nata, el chocolate picado y el licor. Fundir suavemente. Retirar del fuego y dejar espesar antes de volcar en el pastel.
  • Desmoldar el pastel y verter cobertura espesa sobre el mismo. Adornar con avellanas tostadas.
  • Acompañar de copitas de Frangelico 😉

Pastel marroquí de Sophie Dudemaine

Este pastel ha recorrido la blogosfera y la verdad que una vez que lo conoces entiendes por qué. De elaboración muy sencilla, tiene un bonito color ámbar, aroma a canela y cítricos y textura fundente. Se trata de un pastel “borracho” de sirope de naranja y limón que cuenta además con una particularidad: la harina se reemplaza por pan rallado fino (en nuestro caso sin gluten) y no contiene lácteos.

Ingredientes: (molde plum-cake 18 cm.)

  • 100 gr. de harina de almendra
  • 50 gr. de pan rallado fino sin gluten
  • 180 gr. de azúcar blanquilla (puedes bajarlo sin problema hasta 140 gr.)
  • 4 gr. de polvo de hornear
  • 2 gr. de canela molida
  • Ralladura de 1 limón y de 1 naranja (mejor sin tratar)
  • 4 huevos (200 gr.)
  • 150 gr. de aceite neutro (uva, girasol, maíz, …). He leído que podría reducirse hasta 75 gr. con buen resultado, pero yo no lo he probado.
  • Para el almíbar: 90 gr. de zumo de naranja, 60 gr. de zumo de limón y 50 gr. de azúcar glass

Preparación:

  • En un bol junta todos los secos, incluyendo las ralladuras.
  • En otro bol bate ligeramente los huevos y añade el aceite.
  • Incorpora los secos a los líquidos, uniendo simplemente.
  • En un molde encamisado (mantequilla y harina) vierte la mezcla. A mí me gusta poner un papel de hornear en el fondo, para facilitar el desmoldado.
  • Introduce en horno precalentado a 150º por 45 mn. (yo he usado la temperatura de 180º)
  • Retirar del horno, desmoldar y comenzar a preparar el sirope. El pastel se presenta con la base hacia arriba -sube poco-, por lo cual es perfecto para hacer en moldes con ondas tipo bundt, pues quedará con un bonito dibujo.
  • Sirope: calentar los jugos y el azúcar glass lo justo para que el azúcar se disuelva. Colar.
  • Con el cake templado (yo diría que mejor frío) ir echando el sirope poco a poco hasta que lo absorba todo. Realmente lo hace.
  • Si puedes esperar, no le vienen mal unas horas de reposo para que se amalgamen todos los sabores.

El pastel fondant “bella vista” de Christophe Felder

El nombre completo en francés del pastel es “Le gâteau de la belle vue restaurant à Saulxures en Alsace” o lo que viene a ser “el pastel del restaurante de hermosa vista de Saulxures en Alsacia” ; es una receta de Christophe Felder y la encontramos en sus libros sobre el chocolate. Dicho pastel se hizo muy famoso en la blogosfera especialmente por tratarse de un fondant sin mantequilla y se le conoce abreviadamente por “le gâteau bellevue” o “el pastel bella vista”.

La mantequilla se reemplaza por una mezcla de leche y nata de batir. Si buscas un pastel de chocolate con mantequilla, pero sin mantequilla, éste es tu pastel; bajo su fina corteza de merengue se esconde un pastel de chocolate fondant, de textura húmeda y delicioso. La receta original contiene 1 cucharada de harina que puede reemplazarse perfectamente por maizena.

Los ingredientes son:

  • 125 gr. de chocolate negro de buena calidad al 60 ó 70%
  • 2 cucharadas soperas de leche
  • 100 ml. nata montar
  • 4 huevos de aproximadamente 50 gr. cada uno, separadas las claras de las yemas
  • 100 gr. de azúcar glass
  • 1 cucharada de harina (en este caso maizena)
  • 50 gr. de harina de almendra

Preparación:

  • Poner a fundir en un cacito el chocolate con la nata y con la leche, a fuego suave, aprovechando incluso el calor residual para terminar.
  • Fuera del fuego ir añadiendo, una a una, las yemas de huevo, integrando bien.
  • Luego echar las harinas y mezclar bien, que no queden grumos.
  • Batir las claras a punto de nieve con pizca de sal y cuando estén brillantes, incorporar el azúcar glass suavemente; seguir batiendo hasta que la mezcla esté firme.
  • Unir las claras con la mezcla de chocolate.
  • Verter en molde redondo 18 cm. untado en mantequilla y con papel en el fondo.
  • Poner en la rejilla del horno precalentado a 180º y hornear por 30 m. o hasta que el palillo salga limpio.
  • Dejar templar en el molde antes de manipular (corteza es muy frágil)

“Torta de laranja” portuguesa de Marco Costa (pastelero)

La receta de la “torta de laranja” de Marco Costa (pastelero portugués) la dio a conocer él mismo cuando participó en el reality show “Casa dos Segredos”. En el libro “Receitas com segredo”, Marco cuenta que la receta es de su padre, que la hace desde que él recuerda: “es sin duda mi especialidad”, señala.

Circulan muchas versiones por la red de esta “torta” que al parecer es típica portuguesa: con menos huevos, con menos azúcar, sin polvos de hornear …, pero la diferencia más significativa, a mi juicio, está entre aquellas que llevan mantequilla fundida en la masa y aquellas que no la llevan; esta versión es sin mantequilla.

El resultado: un brazo denso, húmedo y jugoso, con un delicioso sabor a naranja, y que se puede comer del tiempo o de la nevera. Un postre que se hace en nada, cunde mucho y hará las delicias de los comensales.

Ingredientes:

  • 2 naranjas grandes (ralladura y zumo); pesaban 565 gr. y obtuve 250 ml. de zumo
  • 500 gr. de azúcar blanquilla
  • 50 gr. de harina (usé maizena con gran éxito)
  • 15 gr. de impulsor químico
  • 12 huevos

Preparación:

  • Echar los ingredientes secos en un bol (azúcar, harina e impulsor)
  • Añadir la ralladura de las naranjas y el zumo. Mezclar.
  • Por último, añadir los huevos y batir bien; la mezcla es muy líquida.
  • Preparar una bandeja de hornear que podamos luego poner al baño maría (yo usé una de 31*36 cm., que cabe dentro de la propia del horno). La untamos de mantequilla y acomodamos un papel de horno. Vertemos la mezcla.
  • En el horno pre-calentado a 200 grados, calor arriba y abajo, con la bandeja de agua dentro, en el medio, ponemos la bandeja con la torta. Comprobar que la masa queda uniformemente repartida antes de cerrar el horno.
  • Le llevará unos 20-25 mn. (hasta que el palillo salga limpio). En mi caso, 20 mn.
  • Retirar del horno y, en caliente, espolvorear con abundante azúcar blanquilla. Esparcir bien con la mano. Inmediatamente voltear sobre un papel de horno y enrollar (yo lo hice en el sentido más largo, pero la próxima vez lo haré en el más corto, para que el brazo quede más gordito)
  • Cortar las puntas, antes de presentar, para que quede más perfecto.
  • Espolvorear con azúcar glass.