Pasteles de nata portugueses

O pasteles de Belem. “Es el dulce más típico e icónico de Portugal, un orgullo nacional; una pequeña maravilla, la preferida de todos los portugueses, con un relleno cremoso aromatizado de limón y canela, en una masa crujiente” así nos lo define Rita Nascimento, la autora de la receta que veremos hoy.

Ésta es sin duda la receta más parecida a la secreta original. No dejes de probarla.

Ingredientes (para aproximadamente una docena):

  • Un rollo de hojaldre SG de Mercadona
  • 75 ml. de agua
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 palo de canela
  • 2 tiras de cáscara de limón
  • 15 gr. de harina repostería SG
  • 15 gr. de Maizena
  • 250 ml. de leche entera
  • 4 yemas

Preparación:

  • Lo primero es preparar un jarabe con el azúcar. En un cazo poner el azúcar, el agua, la canela y el limón. Revolver para disolver el azúcar. Poner al fuego y no volver a remover. El jarabe tiene que alcanzar los 107º. Reservar.
  • Crema de leche: juntar las harinas en una tacita y añadir una poca leche fría, mezclar bien hasta obtener una crema sin grumos. El resto de la leche se pone al fuego, sin dejar de remover, hasta que hierva. Verter una poquita de esta leche hervida sobre la pasta de harina, disolver y echar la pasta de harina sobre la leche, mezclando bien. Volver al fuego, sin dejar de remover, por 1 ó 2 minutos, hasta que la mezcla engorde.
  • Crema del pastel de nata: echar el jarabe en hilo sobre la crema de leche, removiendo siempre con varilla. Dejar enfriar por 10 mn. Unir un poco de esta crema a las 4 yemas batidas y luego incorporarlas al conjunto. Mezclar bien. Colar para descartar el limón, la canela y algún grumo ocasional.
  • Montaje de los pasteles. Estirar el hojaldre en un rectángulo de 20 * 35 cm. Salpicar de agua y enrollar bien apretado. Cortar rodajas de aproximadamente 2 cm. de ancho. Colocar las rodajas en los moldes y aplanar sobre ellos con el pulgar mojado, dejando la masa sobresalir unos 3 mm. de los bordes. Llevar al frigo 10 mn. antes de rellenar. Llenar, dejando medio cm. libre.
  • Hornear a 250º por unos 10 mn. o hasta que empiecen a dorarse y tener manchitas negras. No pasarse en la cocción.

Coulant en taza de Oriol Balaguer

Si eres amante del chocolate y quieres un postre sencillo, delicioso y resultón en la mesa, esta es tu opción 😉 Puedes tener las tazas en la nevera y hornearlas en el momento de servir.

Ingredientes (para 4 tacitas) :

  • 3 huevos
  • 150 gr. de azúcar
  • 100 gr. chocolate negro 70% de cacao
  • 100 gr. de mantequilla
  • 60 gr. de harina repostería (nosotros SG, el mix o el combo que desees)

Preparación:

  • Fundir el chocolate y añadir la mantequilla.
  • Montar los huevos con el azúcar. Añadir a la mezcla de chocolate
  • Incorporar la harina repostería SG tamizada.
  • Verter en las tazas y hornear a 180º hasta que la parte superior haga corteza, unos 6-8 mn.
  • Servir inmediatamente.

Lemon Polenta Cake de Nigella Lawson

Este pastel es una nueva receta de mi admirada Nigella Lawson, una prueba más de que los pasteles sin gluten pueden ser deliciosos, jugosos, húmedos y con una miga estable; y además pueden hacerse con ingredientes sencillos y una elaboración fácil.

Ingredientes (para un molde de 23 cm.) :

  • 200 gr. de mantequilla blanda sin sal (o 150 ml. de aceite de oliva suave)
  • 200 gr. de azúcar glasé
  • 200 gr. de harina de almendra
  • 100 gr. de polenta fina o harina de maíz
  • 8 gr. de polvo de hornear sin gluten
  • 3 huevos grandes
  • Ralladura de 2 limones
  • Para el jarabe: jugo 2 limones y 125 gr. de azúcar glasé

Preparación:

  • Batir la mantequilla y el azúcar hasta que blanqueen.
  • Unir la harina de almendra, la polenta y el polvo de hornear e ir adicionando a la mantequilla de forma alterna con los huevos batidos, sin dejar de batir.
  • Agregar la ralladura de limón y verter la mezcla en un molde encamisado o forrado de papel de hornear.
  • Hornear a 180º aproximadamente 40 mn. o hasta que esté cocido (los bordes habrán empezado a encogerse).
  • Poner en rejilla pero sin quitar del molde.
  • Hervir el jugo de limón con el azúcar glasé lo justo hasta que el azúcar se disuelva. Pinchar el pastel por encima y verter el almíbar tibio por encima, dejando enfriar el pastel antes de sacarlo del molde.

Muffins de moras sin gluten, de Martha Stewart

Debo decir que yo soy más de galletas que de masas abizcochadas, y que en todo caso, para mí, los bizcochos son para el invierno y los helados para el verano. Queda dicho. Pero como sea que el invierno ha vuelto al noreste de Galicia, pues rescato estos muffins que están de muerte lenta.

Ingredientes:

  • 200 gr. de harina de almendras
  • 70 gr. de Maizena
  • 1 y 1/2 cta. de impulsor químico tipo Royal
  • 1/2 cta. sal
  • 112 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 160 gr. de azúcar blanquilla (admite un poco menos)
  • Ralladura de 1/2 limón
  • 3 huevos L a temperatura ambiente
  • 1 y 1/2 taza de moras (yo puse arándanos)

Preparación:

  • Poner en un bol la harina de almendras, la Maizena, el Royal y la sal. Mezclar.
  • Batir la mantequilla con el azúcar y la ralladura de limón hasta que la mezcla esté pálida y esponjosa, a velocidad media-alta (aprox. unos 5 mn.)
  • Agregar los huevos uno a uno, batiendo después de añadir cada uno.
  • Unir los ingredientes secos suavemente, lo justo para integrar.
  • Añadir una taza de moras.
  • Reparte la masa en los moldes de muffins (yo preparé unas cápsulas con papel de regalo y papel de horno por dentro; simplemente cortar cuadrados y luego adaptar al molde).
  • Esparcir la 1/2 taza de moras restante y espolvorear de abundante azúcar.
  • Horno pre-calentado a 190º por unos 30 mn. (según hornos)
  • Dejar reposar 5 mn. antes de desmoldar.

Tarta de peras y avellanas de Betty Bossi

Una tarta en la que cambiamos la tradicional manzana por pera, absolutamente deliciosa y más aún gracias a las pepitas de chocolate.

Ingredientes (molde 28 cm.; puedes hacer la mitad en 20 cm.):

  • 120 gr. de harina integral de arroz (puedes sustituirla por harina blanca de arroz sin problema)
  • 80 gr. de avellanas molidas (para la masa)
  • 1 cta. psyllium molido (no observo gran diferencia entre ponerlo y no ponerlo)
  • 80 gr. de azúcar
  • 1/4 cta. sal
  • 80 gr. mantequilla fría en trozos
  • 1 huevo batido
  • 2 y 1/2 cdas. avellanas molidas (para encima base)
  • 50 gr. de chispas de chocolate
  • 4 peras conferencia
  • 2 cucharadas miel (mejor suave)
  • 1 y 1/2 cda. jugo limón
  • 1 cda. glass

Preparación:

  • Mezclar la harina de arroz, las avellanas molidas de la masa (80 gr.) , el psyllium si lo ponemos, el azúcar y la sal.
  • Echar la mantequilla a trozos y trabajar a mano hasta obtener una masa uniformemente grumosa.
  • Agregar el huevo batido, a velocidad rápida, sin amasar.
  • Aplanar y enfriar por media hora al menos.
  • Estirar la masa entre 2 hojas de papel, con diámetro de 30 cm. Colocar en el molde, picando el fondo.
  • Poner el resto avellanas molidas y los chips de chocolate en el fondo.
  • Disponer las peras peladas en mitades con secciones longitudinales de 3 mm. -sin llegar al final- sobre la base, colocadas de modo prolijo.
  • Mezclar la miel, con el zumo de limón y el azúcar glass y pincelar sobre las peras.
  • Hornear en horno pre-calentado a 220º por unos 30 mn. (según hornos)

Socca, de Ottolenghi

La masa de socca es una especialidad de Niza elaborada con harina de garbanzos, agua y aceite de oliva. En el restaurante Grain de Sel (Cogolin-Francia) las pissaladières se preparan con productos locales y masa de socca. La receta es del maravilloso libro “El gourmet vegetariano”, de Yotam Ottolenghi. Esta receta, perfecta para “no gluten”, admite además dos preparaciones: tradicional y rápida; en todo caso, las claras batidas a punto de nieve aportan la esponjosidad deseada.

Ingredientes (4 unidades):

  • Para asar los “cherry”: 300 gr. de tomatitos “cherry”, sal, pimienta negra y aceite.
  • Para el sofrito de cebollas: 800 gr. de cebollas, aceite, sal, pimienta negra, tomillo y vinagre.
  • Masa: 230 gr. harina garbanzos, 450 ml. de agua, 1 y 1/2 cucharadas de aceite, 3/4 ctas. sal y pimienta negra.

Preparación:

  • Asar los “cherry” con la sal, pimienta y chorrito de aceite a 130º por unos 25 mn. También puedes asarlos “a la luz de la luna”, que sería precalentar el horno a 220º, meter la bandeja con los tomatitos, cerrar puerta y apagar horno y dejarlos ahí toda la noche sin abrir la puerta.
  • Pochar las cebollas en 4 cdas. de aceite, con la sal; deben quedar doradas pero no tostadas. Añadir pimienta negra y tomillo. Al final, 1/2 cta. vinagre blanco.
  • En un vaso batidor, ponemos todos los ingredientes de la masa excepto las claras. Batimos bien y añadimos con movimientos envolventes las 2 claras montadas a punto de nieve.
  • Usamos una sartén de 14 ó 15 cm. Aceitamos y calentamos fuerte, luego bajamos al número al que solemos freír (en mi caso, inducción 8). Echamos 1/4 de la masa. A los 2 mn. aproximadamente la masa empieza a burbujear, lo cual indica que está hecha por abajo. Volteamos con cuidad de que no se rompa y dejamos 1 minuto más. Reservar y repetir 3 veces más.
  • Las bases van al horno, sobre papel sulfurizado, por 5 mn. a 180º.
  • Disponer la cebolla repartida sobre cada una de las bases y por encima los “cherry”. Volver el conjunto al horno a 180º por 4 mn. y acompañar de nata fresca.
  • Versión rápida: asar los tomatitos a la “luz de la luna”, pochar la cebolla en el microondas, añadiendo la sal al final y cocinar todo el proceso en la sartén, primero 4 minutos en “en vacío”, a fuego medio-alto y tapadas, luego igualmente otros 4 minutos por el otro lado y finalmente 4 minutos ya montadas, a fuego medio y tapadas.

Pudin “olvidado” de Nigella Lawson

Este es, sin duda, el postre perfecto para el día de la Madre: delicado, suave, afrutado, con varias texturas, sencillo pero lleno de personalidad, …, lástima que much@s de nosotro@s no podamos estar ese día de este año con nuestras madres, pero podemos sorprenderlas el primer día que las veamos, que confiemos sea pronto.

Se trata de una antigua receta popular recuperada por Richard Sax y según Nigella, esta especie de pavlova de malvalisco, es un pudin “olvidado” porque el merengue se deja “olvidado” en el horno apagado toda la noche; pero a la vez debes saber que una vez comido nunca podrá olvidarse (coincido con ella 😉 )

Ingredientes:

  • 6 claras de huevo grandes
  • 1/2 cta. de sal
  • 250 gr. de azúcar glas (para el merengue)
  • 2 ctas. de azúcar glass (para la cobertura)
  • 1/2 cta. de cremor tártaro (si no tienes, vale el sobre de acidulante -blanco- de los papeles de gaseosa; también podrías omitirlo)
  • 1 cta. extracto vainilla
  • Mantequilla para engrasar ( o papel de horno)
  • 250 ml. de nata para montar
  • 4 maracuyá
  • 175 gr. de moras
  • 175. gr. de fresas en cuartos

Preparación (hay que empezar de víspera):

  • Batir las claras con sal hasta que comiencen a formarse picos, agregar gradualmente el azúcar glas, el cremor tártaro y la vainilla, sin dejar de batir, hasta que estén rígidas y brillantes.
  • Untar lata horno con mantequilla (o poner papel de hornear) y distribuir las claras como si de una plancha de bizcocho se tratase.
  • Poner merengue en horno pre-calentado a 220º, cerrando la puerta y apagando inmediatamente. Dejar toda la noche sin abrir la puerta para nada.
  • Montar la nata (Nigella dice hasta que espesa pero suave).
  • Montaje: poner la base de merengue en una fuente adecuada, disponer la nata encima. Distribuir la pulpa de maracuyá, las moras y los cuartos de fresa previamente espolvoreados con las dos cucharaditas de glas.
  • Cortar en 12 porciones.

Pie imposible de limón y coco de Donna Hay

Qué no cunda el pánico! La imposibilidad del pie no es por la dificultad de su elaboración (al contrario, no puede ser más sencillo de elaborar), sino por el hecho -a decir de la autora- de que es imposible que el pastel no tenga éxito y no caer absolutamente rendidos ante él.

Te diré que tiene una consistencia que permite rebanarlo y también comerlo a cucharadas. Que está a medio camino entre un bizcocho y una crema horneada, pero no es ni una cosa ni otra. Que es cremoso y con sabor cítrico a coco. Que está delicioso tanto templado como frío de la nevera. Que admitiría sin problema algún arándano por el medio. Qué la mejor presentación es en un molde porcelánico de ondas (de los bonitos, no como el mío) y servirlo a cucharadas, aunque podrías desmoldarlo y presentarlo en porciones. Y que su preparación es bien simple.

Ingredientes (8 raciones “comedidas”):

  • 375 ml. de leche
  • 60 gr. de coco deshidratado
  • 50 gr. de mantequilla sin sal fundida
  • 1 cda. (15 ml.) extracto vainilla
  • 1 huevo
  • 50 gr. harina (en nuestro caso sin gluten; usa la pre-mezcla que desees o simplemente harina de arroz o maizena)
  • 220 gr. de azúcar glas (puedes reducirlo con éxito hasta 130-150 gr.)
  • 2 cdas. (30 ml.) zumo limón
  • Azúcar glas para decorar

Preparación:

  • Poner todos los ingredientes (excepto el azúcar glass de la decoración) en un bol, para proceder a batirlos hasta que la mezcla queda suave.
  • Verter la mezcla en un molde de 18 cm. ligeramente engrasado y hornear en horno pre-calentado a 160º unos 30-35 mn. o, en todo caso, hasta que al introducir un palillo este salga limpio (pero sin pasarse de cocción!)
  • Dejar templar y servir espolvoreado de glas.

Molotof (pudin de claras), de Rita Nascimento

El “Molotof” es un dulce típico portugués, pero que tendría su origen remoto en Rusia. Te encantará su sabor y su textura de nube. Sólo tres ingredientes -claras, azúcar y caramelo-, elaborados a medida de los dioses.

Se trata de una receta de aprovechamiento sencilla (que puedes hacer por ejemplo con las claras sobrantes de elaborar leche frita) pero que necesita tratarse con mimo para obtener un resultado perfecto. He seguido las indicaciones de Rita Nascimento, “la dolce Rita”, y no he tenido ningún contratiempo. Ella señala tres puntos fundamentales:

  • Batir bien el merengue, bien firme y con el azúcar perfectamente integrado.
  • Que no haya choques de temperatura: cocer suavemente y al terminarse el tiempo de cocción, apagar horno y dejar el pudin dentro por un tiempo.
  • No cocer demasiado para que no quede gomoso.

Ingredientes:

  • Claras, las que deseemos: 4, 5, 6, 8… Yo he empleado 6 claras y un molde de corona de 20 cm.
  • Por cada clara 30 gr. de azúcar. En mi caso, 180 gr. de azúcar.
  • Caramelo líquido para untar el molde

Preparación:

  • Montar las claras hasta que empiecen a estar firmes y brillantes.
  • En ese momento empezar a adicionar el azúcar, poco a poco.
  • Batir por 5-7 minutos o hasta que obtengamos un merengue que haga picos y que si diésemos la vuelta al bol no se caería.
  • Untar bien el molde con el caramelo, por todo.
  • Echar el merengue. Igualar la superficie y dar unos golpecitos sobre un paño para que no queden huecos.
  • Metemos en horno precalentado a 180 grados, calor arriba y abajo con una fuente llena de agua para hacer un baño María. 1 minuto por cada clara. En este caso 6 minutos a 180 grados.
  • Al terminar el tiempo, apagar horno y dejar pudin dentro por 30 mn.
  • Sacar el pudin y dejar templar por 15 mn. antes de desmoldar.
  • Ayudarse de una puntilla o espátula para desmoldar.
  • Meter en la nevera y servir bien frío.

Comentarios “sabrosos”:

  • Se puede añadir caramelo a la mezcla de claras. A mí personalmente me gusta el contraste del caramelo y el interior tan blanco.
  • Se puede servir tal cual o adornado con el famoso “dolce de ovos” y frutos secos.

“Bolo suspiro de chocolate”, de Rita Nascimento

Como dice la “Dolce Rita” , con cuya apreciación coincido totalmente, este pastel no es propiamente un pastel, pero para algunos es el mejor pastel del mundo. Y aunque pudiera parecer, a simple vista, de elaboración complicada, el tiempo de preparación es rápido, aunque el tiempo de espera si es mayor a otras elaboraciones. Mi consejo: haz la mousse y los merengues la noche anterior y al día siguiente lo montas en un momento. También puedes partir las cantidades a la mitad y obtendrás un pastel para 4 personas, de 18 cm. de diámetro; en este caso, los tres discos de merengue te cabrán, casi seguro, en una única bandeja de horno.

Ingredientes del suspiro (merengue), para 3 discos de aproximadamente 23 cm:

  • 6 claras de huevo L (53 a 63 gr.)
  • 350 gr. de azúcar (en mi opinión, 250 gr. son suficientes)
  • 3 cucharadas soperas de cacao sin azúcar

Ingredientes de la mousse:

  • 200 gr. de chocolate negro
  • 200 + 200 ml. de nata de montar

Ingredientes cobertura:

  • 50 gr. de chocolate negro
  • 50 gr. de chocolate con leche
  • 50 ml. de nata de montar
  • Pizca de sal

Preparación:

  • Merengue: empezar a batir las claras a punto de nieve y cuando empiecen a brillar, ir añadiendo poco a poco el azúcar, sin dejar de montar hasta obtener un merengue firme que no se caiga al voltear el bol. Tamizar el cacao sobre el merengue y mezclar con movimientos envolventes. Dibujar 3 círculos de aproximadamente 22 cm. en papel de horno y disponer sobre 3 bandejas de horno. Repartir el merengue en los 3 círculos, dejando de un espesor de 1 cm. ó 1.5 cm. Hornear a 100º durante 2 horas, alternando las bandejas cada 40 mn. Al terminar la cocción, dejar los merengues dentro hasta que el horno enfríe totalmente.
  • Mousse: derretir el chocolate con la mitad de la nata (calienta la nata hasta antes de hervir, apaga el fuego y derrite el chocolate con el calor residual hasta obtener una mezcla uniforme), dejar templar y luego llevar a la nevera a enfriar; montar la nata restante y, cuando la otra preparación esté fría, unir ambas mezclas, de manera que quede una mezcla homogénea. Llevar la mezcla a la nevera hasta que coja firmeza.
  • Cobertura: fundir chocolates en la nata, con pizca de sal, hasta obtener una mezcla suave y uniforme.

Montaje:

  • Disponer sobre una base o plato el primer disco de merengue y encima la mitad de la mousse.
  • Tapar con otro disco de merengue y cubrir con la otra mitad de la mousse.
  • Terminar con el 3º disco de merengue y echando la cobertura por encima.
  • Adornar al gusto: crocanti de almendra, chocolate blanco rallado…