Molotof (pudin de claras), de Rita Nascimento

El “Molotof” es un dulce típico portugués, pero que tendría su origen remoto en Rusia. Te encantará su sabor y su textura de nube. Sólo tres ingredientes -claras, azúcar y caramelo-, elaborados a medida de los dioses.

Se trata de una receta de aprovechamiento sencilla (que puedes hacer por ejemplo con las claras sobrantes de elaborar leche frita) pero que necesita tratarse con mimo para obtener un resultado perfecto. He seguido las indicaciones de Rita Nascimento, “la dolce Rita”, y no he tenido ningún contratiempo. Ella señala tres puntos fundamentales:

  • Batir bien el merengue, bien firme y con el azúcar perfectamente integrado.
  • Que no haya choques de temperatura: cocer suavemente y al terminarse el tiempo de cocción, apagar horno y dejar el pudin dentro por un tiempo.
  • No cocer demasiado para que no quede gomoso.

Ingredientes:

  • Claras, las que deseemos: 4, 5, 6, 8… Yo he empleado 6 claras y un molde de corona de 20 cm.
  • Por cada clara 30 gr. de azúcar. En mi caso, 180 gr. de azúcar.
  • Caramelo líquido para untar el molde

Preparación:

  • Montar las claras hasta que empiecen a estar firmes y brillantes.
  • En ese momento empezar a adicionar el azúcar, poco a poco.
  • Batir por 5-7 minutos o hasta que obtengamos un merengue que haga picos y que si diésemos la vuelta al bol no se caería.
  • Untar bien el molde con el caramelo, por todo.
  • Echar el merengue. Igualar la superficie y dar unos golpecitos sobre un paño para que no queden huecos.
  • Metemos en horno precalentado a 180 grados, calor arriba y abajo con una fuente llena de agua para hacer un baño María. 1 minuto por cada clara. En este caso 6 minutos a 180 grados.
  • Al terminar el tiempo, apagar horno y dejar pudin dentro por 30 mn.
  • Sacar el pudin y dejar templar por 15 mn. antes de desmoldar.
  • Ayudarse de una puntilla o espátula para desmoldar.
  • Meter en la nevera y servir bien frío.

Comentarios “sabrosos”:

  • Se puede añadir caramelo a la mezcla de claras. A mí personalmente me gusta el contraste del caramelo y el interior tan blanco.
  • Se puede servir tal cual o adornado con el famoso “dolce de ovos” y frutos secos.

Pastel mágico de Nutella: con sólo 2 ingredientes!

Un pastel fundente pero con cuerpo: textura de mousse en el centro y más abizcochada en la orilla; con suave sabor a Nutella -sin empalagar- y absolutamente mágico y adictivo. Podría funcionar sustituyendo la Nutella por mantequilla de cacahuete, de hecho el origen parece ser ese: un pastel de Martha Stewart hecho con huevos y mantequilla de cacahuete, que yo no he podido localizar.

¿Por qué mágico?

  • Porque sólo precisa dos ingredientes
  • Porque su elaboración es rápida y sencilla, aunque hay que tener en cuenta unos “tips”.
  • Porque sabe suavemente a Nutella
  • Porque mejora con el tiempo y con el frío

Ingredientes:

  • 4 huevos L (53 a 63 gr.)
  • 240 gr. de Nutella o Nocilla (en nuestro caso, certificada sin gluten)

Preparación:

  • Montar los huevos hasta que blanqueen y tripliquen su volumen (unos 10 mn. con batidoras eléctricas, a mano podrían ser 15 mn.); el punto es cuando el batidor deja una estela como en la nata.
  • Fundir la Nutella al baño María, sin calentarla demasiado, para que esté más fluida.
  • Unir la Nutella a los huevos, en dos veces, utilizando ahora una espátula y movimientos envolventes, intentando que los huevos se bajen lo menos posible.
  • Poner en un molde 18-20 cm. forrado con papel de horno y hornear en horno pre-calentado a 175º por unos 25 mn. (no cocinar demasiado a riesgo de obtener un pastel seco en vez de cremoso y fundente). El pastel se hincha en el horno y se desmorona después un poco, es normal.
  • Dejar enfriar antes de servir y espolvorear con glass (es necesario!). Puedes acompañar de nata montada o tal vez de una bola de helado.

Comentarios sabrosos:

  • Si no sale un pastel mágico: no se han batido los huevos lo suficiente.
  • Si se desmorona al cortarlo: le falta cocción.
  • Si no está exquisito: ha cocido demasiado.

“Banana bread” de Nigella Lawson

Nigella Lawson nos cuenta que se propuso preparar un pan de plátano bueno para todos, no sólo para los “sin gluten” y ciertamente lo consiguió: una miga tierna y ligera gracias, en parte, al yogur griego, que además contrarresta el dulzor del plátano; por otro lado, nueces y chocolate fundido colaboran, sin duda, para que no puedas dejar de comerlo.

Ingredientes (para un molde de 1500 gr., unas 10-12 rebanadas):

  • 175 gr. de harina de arroz (a la venta en cualquier supermercado)
  • 100 gr. de almendras molidas
  • 2 ctas. de polvo de hornear (sin gluten)
  • 1/2 cta. de bicarbonato de sodio
  • 1/4 cta. de sal
  • 500 gr. de plátanos (peso con piel) bastante maduros
  • 2 ctas. extracto de vainilla
  • 100 gr. de yogur griego a temperatura ambiente
  • 2 huevos L a temperatura ambiente
  • 125 ml. de aceite vegetal
  • 125 gr. de azúcar moreno claro
  • 100 gr. de nueces groseramente picadas (que se encuentren en el bocado)
  • 150 gr. de chocolate groseramente picado (por la misma razón de antes)

Preparación:

  • Poner en un un tazón los ingredientes secos: harina arroz, almendra molida, polvos hornear, bicarbonato y sal.
  • En un bol grande triturar los plátanos primero y luego añadir la vainilla, el yogur griego, los huevos uno a uno, el aceite y el azúcar hasta que todo esté bien combinado.
  • Agregar poco a poco los ingredientes secos a la mezcla anterior.
  • Finalmente, con todo bien integrado, añadir las nueces y el chocolate.
  • Verter la mezcla en un molde de plum-cake encamisado con mantequilla y con una tira de papel de hornear en sentido longitudinal.
  • Horno pre-calentado a 175º por 45-55-minutos o hasta que palillo salga limpio (siempre y cuando no tropiece con el chocolate)
  • Poner molde en rejilla y dejar templar antes de retirar el pan de plátano.

Comentarios sabrosos:

  • Puedes hacer la mitad de cantidades en un molde de 750 gr.

“Bolo suspiro de chocolate”, de Rita Nascimento

Como dice la “Dolce Rita” , con cuya apreciación coincido totalmente, este pastel no es propiamente un pastel, pero para algunos es el mejor pastel del mundo. Y aunque pudiera parecer, a simple vista, de elaboración complicada, el tiempo de preparación es rápido, aunque el tiempo de espera si es mayor a otras elaboraciones. Mi consejo: haz la mousse y los merengues la noche anterior y al día siguiente lo montas en un momento. También puedes partir las cantidades a la mitad y obtendrás un pastel para 4 personas, de 18 cm. de diámetro; en este caso, los tres discos de merengue te cabrán, casi seguro, en una única bandeja de horno.

Ingredientes del suspiro (merengue), para 3 discos de aproximadamente 23 cm:

  • 6 claras de huevo L (53 a 63 gr.)
  • 350 gr. de azúcar (en mi opinión, 250 gr. son suficientes)
  • 3 cucharadas soperas de cacao sin azúcar

Ingredientes de la mousse:

  • 200 gr. de chocolate negro
  • 200 + 200 ml. de nata de montar

Ingredientes cobertura:

  • 50 gr. de chocolate negro
  • 50 gr. de chocolate con leche
  • 50 ml. de nata de montar
  • Pizca de sal

Preparación:

  • Merengue: empezar a batir las claras a punto de nieve y cuando empiecen a brillar, ir añadiendo poco a poco el azúcar, sin dejar de montar hasta obtener un merengue firme que no se caiga al voltear el bol. Tamizar el cacao sobre el merengue y mezclar con movimientos envolventes. Dibujar 3 círculos de aproximadamente 22 cm. en papel de horno y disponer sobre 3 bandejas de horno. Repartir el merengue en los 3 círculos, dejando de un espesor de 1 cm. ó 1.5 cm. Hornear a 100º durante 2 horas, alternando las bandejas cada 40 mn. Al terminar la cocción, dejar los merengues dentro hasta que el horno enfríe totalmente.
  • Mousse: derretir el chocolate con la mitad de la nata (calienta la nata hasta antes de hervir, apaga el fuego y derrite el chocolate con el calor residual hasta obtener una mezcla uniforme), dejar templar y luego llevar a la nevera a enfriar; montar la nata restante y, cuando la otra preparación esté fría, unir ambas mezclas, de manera que quede una mezcla homogénea. Llevar la mezcla a la nevera hasta que coja firmeza.
  • Cobertura: fundir chocolates en la nata, con pizca de sal, hasta obtener una mezcla suave y uniforme.

Montaje:

  • Disponer sobre una base o plato el primer disco de merengue y encima la mitad de la mousse.
  • Tapar con otro disco de merengue y cubrir con la otra mitad de la mousse.
  • Terminar con el 3º disco de merengue y echando la cobertura por encima.
  • Adornar al gusto: crocanti de almendra, chocolate blanco rallado…

Borrachinos o chulas o casi-torrijas para torpes

La primera vez que oí hablar de este postre, lo conocí con el nombre de “borrachines” y se trataba de un postre típico asturiano; posteriormente supe que mi abuela materna hacía algo muy similar pero con el nombre de “chulas”, aunque las cocía en leche y no en almíbar; actualmente indagando por la red he encontrado borrachines cocidos en leche y chulas cocidas en almíbar, así que parece que estamos ante la típica receta que, como la tortilla, cada uno en su casa la hace como sabe o como puede 😉 Para mí, torpe donde las haya en el mundo torrijas, los “borrachinos” me salvan la vida para poder comer algo parecido a ellas en esta época, de la cual son típicas, aunque dicho sea de paso, siempre he visto a mi madre hacer torrijas todo el año, como receta de aprovechamiento, para no tirar el pan duro sobrante. Y llegados a este punto, decir que me encantan, que no puedo comer sólo uno, que son super viciosos.., o sea como unas torrijas bien hechas pero para mí mejores.

Dicho todo lo anterior, resaltaría unas notas características de este tipo de postre:

  • Son migas de pan remojadas en leche o huevo o en ambas cosas; con o sin azúcar en la mezcla; aromatizadas o no (canela, limón, ron, …)
  • Que se fríen en porciones de cuchara en una sartén
  • Y que posteriormente se cuecen en almíbar (muchas veces de agua, vino blanco y azúcar) o leche

Yo me decanto por remojar el pan en una mezcla de huevo y leche, aromatizar con anís y cocer en almíbar (de anís también), aunque estoy abierta a sugerencias…

Ingredientes (para unos 12 borrachinos):

  • 200 gr. de pan de molde aproximadamente (en nuestro caso sin gluten; yo uso el de Mercadona)
  • Aproximadamente 100 ml. de leche
  • 2 huevos L
  • Anís (dos chorritos, uno para la mezcla y otro para el almíbar)
  • Almíbar: 200 ml. de agua, 200 gr. de azúcar y chorrito de anís

Preparación:

  • Batir ligeramente los huevos y añadir la leche y chorrito anís.
  • Añadir pan desmigado y amasar hasta que la mezcla sea homogénea.
  • En este punto es importante observar la textura: si muy líquida se nos van a “desparramar” por la sartén, si muy dura, los borrachines serán secos; así que hay que encontrar ese punto en que podemos cogerlos con cuchara y dar forma como de croqueta (con dos cucharas), pero que la mezcla sea jugosita y casi fundente. Si ves la textura muy líquida, añades un poco de pan y si es al revés, añades un poco de leche.
  • Freír en aceite de girasol (o maíz) a la temperatura a la que freirías las patatas, vigilando no se quemen en cuyo caso le bajarías un poco.
  • Retirar a un papel absorbente de cocina.
  • Poner el agua, azúcar y chorrito de anís en un cazo y esperar a que el azúcar se disuelva; en ese momento, poner los borrachinos a cocer suavemente hasta que casi se agote el almíbar (unos 10 mn.)
  • Comer calientes, templados o fríos (al gusto).

Leche frita

La leche frita es típica de Semana Santa, aunque realmente se come todo el año y frecuentemente forma parte de la carta de postres de los restaurantes. Es deliciosa y sencilla de hacer. Hoy la he realizado de modo tradicional (sin ningún “maquinillo”) y para ello me he guiado por las indicaciones del libro “Repostería en Galicia” de Mariano García y Fina Casalderrey, cambiando, eso sí, la harina de trigo por Maizena.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche + 240 ml. de leche (un vaso grande)
  • 7 cucharadas colmadas de harina (en este caso, Maizena) o lo que vienen siendo 140 gr.
  • 5 yemas
  • 245 gr. de azúcar
  • Pizca de sal
  • Piel de 1/2 limón y de 1/2 naranja, sin nada blanco
  • 1 palo de canela
  • Más harina y 2 huevos para rebozar
  • Azúcar y canela molida para el acabado

Preparación:

  • En un bol se mezclan primero los 240 ml. de leche con los 140 gr. de Maizena, removiendo con una cuchara de palo, hasta que esté bien mezclado.
  • Se añaden las 5 yemas y los 245 gr. de azúcar y se sigue removiendo.
  • Se pone el litro de leche a hervir con la pizca de sal, la piel de limón y de naranja y el palo de canela.
  • Cuando rompa a hervir la leche, se añade poco a poco la mezcla de harina anterior y se remueve continuamente durante unos minutos para que la harina cueza. Paramos cuando la mezcla espese (si espesase demasiado podríamos aligerar con un poco de leche)
  • Se echa la mezcla en una lata plana, por ejemplo de 24 cm. por 24 cm (debiera quedar de unos 2 cm. de espesor) y se deja enfriar mínimo unas 4 horas o preferiblemente toda la noche.
  • Se corta en cuadrados y se reboza en harina y huevo, friéndola en abundante aceite (girasol o maíz), a una temperatura como la que freirías las patatas.
  • Se saca a un papel absorbente y finalmente se reboza en azúcar o azúcar y canela.

Comentarios “sabrosos”:

  • Podría prepararse la mezcla sin azúcar.
  • Podría usarse como aromatizante vainilla y también podría añadirse zumo de limón (para el caso de las pieles de cítricos).
  • Hay quién la reboza en huevo y pan rallado.
  • Se puede flambear con coñac antes de servir.
  • Para que no se queme el aceite al freír, funciona bien echar una cáscara de huevo en el aceite o un par de garbanzos.

Flan japonés de chocolate

Que me perdonen los japoneses, pero esto es nuestro bizco-flan en tarritos indivuales. He dicho. Por lo demás, son sencillos de elaborar, no hay que esperar a que enfríen -se pueden comer templados y fríos- y encantarán a los pequeños y a los que no lo son tanto. Puedes ver el vídeo de su preparación en el canal de You Tube “Recetas que funcionan” , que es precisamente la página en la que yo me inspiré.

  • 335 ml. de leche
  • 135 gr. de chocolate de cobertura
  • 2 huevos M (de 53 a 63 gr.)
  • 15 ml. (una cucharada) de zumo de naranja

Ingredientes del bizcocho para 6 vasitos de yogur (125 ml.):

  • 1 huevo M (cuanto más grande mejor, dentro de su tamaño)
  • 30 gr. de azúcar
  • 15 gr. de Maizena
  • 10 gr. de cacao puro sin azúcar

Preparación de la crema para el flan:

  • Picar la cobertura menudita para que se funda sin necesidad de calentar mucho la leche.
  • Calentar la leche a fuego medio y echar la cobertura. Dejar fundir sin dejar de remover y terminar con calor residual. Reservar.
  • Batir huevos y añadir cucharada zumo naranja.
  • Añadir la mezcla templada de chocolate fundido a los huevos poco a poco, removiendo continuamente (si el chocolate estuviese caliente, cuajaría los huevos). Reservar.

Preparación de la crema para el bizcocho:

  • Batir el huevo con el azúcar por 8 mn. hasta blanquee y triplique su volumen (un palillo tendría que sostenerse de pie)
  • Tamizar el cacao sobre el huevo y remover con varilla de forma envolvente.
  • Tamizar Maizena sobre la mezcla y remover de manera envolvente con la varilla.

Montaje y acabado:

  • Distribuir la crema de flan en 6 vasitos de 125 ml. (ocupará aproximadamente 3/4 de cada vasito)
  • Repartir suavemente la crema de bizcocho entre los 6 vasitos (no hay problema en llegar hasta el borde)
  • Disponer los vasitos en una bandeja con dos dedos de agua caliente.
  • Horno a 160º por unos 45 mn. (según hornos; importante que el horno no esté muy fuerte para que no burbujee el flan)
  • Retirar del horno y dejar templar. Espolvorear de azúcar glass o con chocolate blanco rallado.
  • Se pueden comer fríos o calientes.

Masa de empanada de maíz al estilo griego

Para mí, el gran problema gastronómico del mundo sin gluten son, sin duda, las masas levadas -dulces y saladas- y las empanadas. En mi familia las empanadas se hacen en casa, ya sean de masa de pan u de otro tipo (por ejemplo de masa gramada) y el nivel es alto; pero no sólo eso, es que yo adoro las empanadas y hasta la fecha no había encontrado una masa que me resultase mínimamente satisfactoria, pero esta masa que te presento aquí, es de notable alto: sencilla, crujiente y sabrosa.

Se trata de la masa de mplatsaria o mpatsina: una empanada de hojas verdes y masa de maíz típica en los distintos pueblos del norte de Grecia, en la que lo interesante no es tanto el relleno (a base de acelgas, queso feta, huevos batidos y leche, recordando tal vez a una pascualina) sino la masa de maíz.

El relleno original no es de mi entero agrado, así que he combinado la masa griega con el relleno de grelos de Tito (¿recordáis esta famosa empanada?) con un éxito rotundo, pero en la tradición gastronómica gallega las empanadas de maíz suelen ser de marisco, así que esa podría ser una muy buena opción. Te cuento cómo la hice yo:

Ingredientes masa:

  • 2 huevos grandes (aproximadamente 120 gr.)
  • 80 ml. de aceite (parte de este aceite puede ser el sobrante del sofrito, lo cual conferirá aún más sabor a la masa)
  • 80 ml. de agua
  • Sal
  • 350 gr. de harina de maíz amarilla

Ingredientes relleno:

  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • Sal y pimienta
  • 1 cta. pimentón dulce
  • Taquitos de jamón
  • 1 cda. tomate frito
  • Chorrito vino blanco
  • Un bote de grelos de 700 gr.
  • 1/2 chorizo
  • Trocitos de queso tetilla

Preparación relleno:

  • Pochar la cebolla y los pimientos, cortados en trocitos pequeños. Salpimentar.
  • Añadir pimentón dulce con cuidado no se queme.
  • Echar taquitos jamón y tomate frito. Remover y dejar coja temperatura.
  • Verter chorrito vino blanco y dejar reducir un poco.
  • Echar grelos escurridos y troceados de 1 cm. Integrar con el sofrito.

Preparación masa:

  • Batir ligeramente los huevos.
  • Añadir aceite, agua y sal. Batir
  • Incorporar la harina de maíz. Queda una masa muy manejable.
  • Dejar reposar un rato, para que la harina de maíz se hidrate.

Montaje y acabado:

  • Aceitar una lata redonda de 26 cm. de diámetro o rectangular de 20*30 cm.
  • Dividir la masa a la mitad y estirar cada parte entre dos papeles de horno.
  • Acomodar la masa de la base de modo que suba un poco por los laterales de la lata.
  • Disponer el sofrito -ya frío- sobre la base. Añadir lonchitas de chorizo y trocitos de queso tetilla.
  • Trasladar la tapa de la empanada a encima del relleno.
  • Hornear en horno pre-calentado a 180º por unos 40 mn. o hasta que esté tostada.

Nutella cake de Nigella Lawson

Este pastel de Nigella Lawson no sólo es fácil de hacer sino que resulta delicioso y terriblemente adictivo. Diría que está a medio camino entre un bizcocho y un fondant. La avellana molida es un plus: aporta humedad y sabor. Me parece perfecto para acompañar al café o como tarta de celebración, porque en su simpleza resulta precioso a la vista.

Ingredientes pastel:

  • 6 huevos, separadas las yemas de las claras
  • Pizca de sal
  • 400 gr. de Nutella
  • 125 gr. de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de Frangelico (o ron o agua)
  • 100 gr. de avellanas molidas
  • 100 gr. de chocolate negro fundido

Ingredientes cobertura:

  • 125 gr. de crema doble o nata de montar
  • 125 gr. de chocolate negro
  • 1 cucharada de Frangelico (o ron o agua)
  • 100 gr. de avellanas enteras tostadas y peladas

Preparación:

  • Batir claras a punto de nieve con pizca de sal hasta que estén firmes, no más (que al dar la vuelta al bol no se caigan). Reservar.
  • Batir la mantequilla punto pomada y la Nutella juntas.
  • Agregar Frangelico, yemas de huevo y avellanas molidas.
  • Añadir chocolate derretido y 1 cucharada de claras montadas para aligerar la mezcla.
  • Incorporar suavemente las claras en 3 veces, con una espátula y movimientos envolventes.
  • Verter en molde redondo de 22 cm. (para la mitad de cantidades, 16 cm.), encamisado con mantequilla y un disco de papel de hornear en el fondo.
  • Hornear en horno precalentado a 180º por unos 40 mn. aproximadamente (según hornos), o hasta que el palillo salga limpio.
  • Retirar del horno y dejar enfriar en rejilla.
  • Mientras tanto, preparar la cobertura: tostar avellanas, retirar piel frotando con un paño y dejar enfriar.
  • En un cazo, poner la nata, el chocolate picado y el licor. Fundir suavemente. Retirar del fuego y dejar espesar antes de volcar en el pastel.
  • Desmoldar el pastel y verter cobertura espesa sobre el mismo. Adornar con avellanas tostadas.
  • Acompañar de copitas de Frangelico 😉

Pastel marroquí de Sophie Dudemaine

Este pastel ha recorrido la blogosfera y la verdad que una vez que lo conoces entiendes por qué. De elaboración muy sencilla, tiene un bonito color ámbar, aroma a canela y cítricos y textura fundente. Se trata de un pastel “borracho” de sirope de naranja y limón que cuenta además con una particularidad: la harina se reemplaza por pan rallado fino (en nuestro caso sin gluten) y no contiene lácteos.

Ingredientes: (molde plum-cake 18 cm.)

  • 100 gr. de harina de almendra
  • 50 gr. de pan rallado fino sin gluten
  • 180 gr. de azúcar blanquilla (puedes bajarlo sin problema hasta 140 gr.)
  • 4 gr. de polvo de hornear
  • 2 gr. de canela molida
  • Ralladura de 1 limón y de 1 naranja (mejor sin tratar)
  • 4 huevos (200 gr.)
  • 150 gr. de aceite neutro (uva, girasol, maíz, …). He leído que podría reducirse hasta 75 gr. con buen resultado, pero yo no lo he probado.
  • Para el almíbar: 90 gr. de zumo de naranja, 60 gr. de zumo de limón y 50 gr. de azúcar glass

Preparación:

  • En un bol junta todos los secos, incluyendo las ralladuras.
  • En otro bol bate ligeramente los huevos y añade el aceite.
  • Incorpora los secos a los líquidos, uniendo simplemente.
  • En un molde encamisado (mantequilla y harina) vierte la mezcla. A mí me gusta poner un papel de hornear en el fondo, para facilitar el desmoldado.
  • Introduce en horno precalentado a 150º por 45 mn. (yo he usado la temperatura de 180º)
  • Retirar del horno, desmoldar y comenzar a preparar el sirope. El pastel se presenta con la base hacia arriba -sube poco-, por lo cual es perfecto para hacer en moldes con ondas tipo bundt, pues quedará con un bonito dibujo.
  • Sirope: calentar los jugos y el azúcar glass lo justo para que el azúcar se disuelva. Colar.
  • Con el cake templado (yo diría que mejor frío) ir echando el sirope poco a poco hasta que lo absorba todo. Realmente lo hace.
  • Si puedes esperar, no le vienen mal unas horas de reposo para que se amalgamen todos los sabores.